Morelos

Consiguen suspender construcción del gasoducto de la Termoeléctrica de Huexca

Protesta contra el Proyecto Integral MorelosMargarito Pérez / Cuartoscuro

Otorgada por un juez federal, la suspensión beneficiará a más de 60 comunidades.

México.- El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y Agua Morelos, Puebla, Tlaxcala (FPDTA-MPT) informó que un juez federal otorgó una suspensión del gasoducto del Proyecto Integral Morelos al ejido de Amilcingo para que autoridades federales no pongan en riesgo a los pobladores que tienen sus viviendas en el perímetro de daño. 

Puedes leer: Pobladores de Huexca cancelan simbólicamente termoeléctrica

La organización señaló que con dicha suspensión no solo se protege a la comunidad de Amilcingo, sino a 60 más afectadas por el Gasoducto Morelos, pues al no construirse ni pasar por esa comunidad, el gasoducto no puede operar en el resto de su trayecto que involucra a esos pueblos.

Recomendamos: Amparos contra termoeléctrica en Huexca no tienen sustento: Bartlett

Además con dicha suspensión no será posible alimentar de gas natural a la central termoeléctrica en Huexca, Morelos.

Lee esto: Acusan impunidad en asesinato de Samir Flores, opositor a termo en Huexca

En enero de 2019, un tribunal colegiado de Puebla, confirmó un amparo para cuatro comunidades de Atlixco para que sean consultadas, sin embargo, no existía una suspensión de operación del Gasoducto Morelos.

Hasta ahora existen 10 amparos promovidos por 11 comunidades indígenas miembros del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de los 3 estados que los conforman, mismos que reclaman la violación al derecho de autodeterminación de los pueblos, a la consulta y falta de seguridad del PIM, pero ello no ha sido suficiente para frenarlo. 

Puedes leer: Mujer defensora del territorio gana Premio Nacional de Derechos Humanos

El FPDTAA resaltó la importancia del resultado judicial ya que en siete años no habían obtenido una resolución que permitiera, en lo que dura el juicio de amparo, tener protección jurídica contra los riesgos que representaría la obra.

Con información de La Jornada y Proceso