La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) responsabilizó a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz por las muertes de Carlos Navarro y Gustavo Ortiz.

Conforme a lo señalado por la CEDH los elementos de la SSP de Veracruz fueron los responsables de las muertes de Carlos Navarro y Gustavo Ortiz ocurridas en el cuartel San José “Heriberto Jara Corona” en 2020.

De acuerdo a los reportes, Carlos Navarro y Gustavo Ortiz fueron detenidos y llevados al cuartel señalado, donde murieron presuntamente por un infarto fulminante.

No obstante la CEDH determinó contradicciones en las versiones de la dependencia, además comprobó que los elementos de la SSP golpearon a los ciudadanos, por lo que emitió las recomendaciones 013/022 y 31/2022.

[object Object]

CEDH determina que Carlos Navarro y Gustavo Ortiz fueron ejecutados por la SSP

La CEDH determinó que tanto Carlos Navarro como Gustavo Ortiz, detenidos el 2 de mayo y el 24 de octubre de 2020, fueron ejecutados por elementos de la SSP de Veracruz.

Conforme a lo señalado por la Comisión, tras investigar lo ocurrido con ambos ciudadanos, que presuntamente fallecieron a causa de un infarto fulminante tras ser encarcelados en el cuartel San José “Heriberto Jara Corona”, se pudo afirmar que en ambos casos se presentó:

“ejecución de una persona privada de la libertad por parte de policías estatales”

CEDH

De ese modo, emitieron las recomendaciones 013/022 y 31/2022 en las que se solicita que la SSP, a cargo de Hugo Gutiérrez Maldonado, emita una disculpa pública a las familias de ambas víctimas.

Además, también deberán de pagar una compensación económica e incluir a los familiares afectados por las muertes en el Registro Estatal de Víctimas.

¿Qué les pasó a Carlos Navarro y Gustavo Ortiz?

Conforme a los reportes, Carlos Navarro tenía 33 años al momento de ser detenido por la SSP de Veracruz, por supuestamente haber cometido faltas administrativas en una tienda de autoservicio, por lo que los policías estatales lo detuvieron el 2 de mayo cerca de las 13:50 horas.

Posteriormente, al no saber nada de él, su familia acudió a las autoridades para iniciar su búsqueda, Finalmente, el 3 de mayo del 2020, un fiscal informó a su madre que debía acudir a reconocer y recoger el cuerpo de la víctima.

Según lo dicho por la CEDH, las autoridades aseguraron que Carlos Navarro murió de un infarto agudo fulminante, además, reportaron que previo a su detención, el hombre había consumido drogas.

Sin embargo en los dictámenes periciales no existe evidencia del señalamiento, además, el cuerpo de Carlos fue hallado con traumatismos que pudieron causar su muerte, del mismo modo, existen testigos que aseguran que al momento de la detención, el hombre fue golpeado por varios policías.

En el caso de Gustavo Ortiz, el hombre detenido el 24 de octubre de 2020, se indicó que fue detenido en la comunidad El Rosario en el municipio de Banderilla, por conducir un vehículo sin placas.

La detención se registró a las 13:00 horas por elementos de la SSP que no estaban en facultad de encarcelar a Gustavo, además, ningún familiar fue informado de la detención.

Fue hasta que sus familiares lo buscaron, hallando el vehículo que conducía en el cuartel de San José, que el propietario original del vehículo, quien vendió la unidad al fallecido, fue informado de su deceso.

Después, los hijos de Gustavo Ortiz acudieron a reconocer el cuerpo, ya que se dijo que el hombre falleció al llegar al cuartel, en este caso también acusaron la existencia de un infarto.

Sin embargo, al revisar el cuerpo del hombre se percataron de que Gustavo tenía diversos golpes en el rostro, espalda, nariz, manos y pecho; además de indicios de lo que pudieron ser descargas eléctricas.

Por lo que dedujeron que su muerte pudo derivar de que fue fuertemente golpeado por los policías que lo detuvieron, por lo que decidieron interponer una denuncia.

Protesta en Xalapa.