Mediante videos compartidos a través de redes sociales, usuarios mostraron la devastación tras el paso del huracán Otis en Acapulco, así como los pedidos de ayuda por la gente damnificada.

A través de las cuentas oficiales de la red social X (antes Twitter), personalidad públicas como el periodista Héctor de Mauleón y León Krauze, compartieron videos en los que se observa a las periferias de Acapulco y la Zona Diamante completamente destruidas.

A cinco días del impacto del huracán Otis en la costa de Guerrero, se siguen contabilizando las múltiples afectaciones que dejó el meteoro a su paso.

También puedes leer

Acá te revelamos los videos de los daños y afectaciones, resultado de la trayectoria de Otis.

Zona Diamante y perfierias quedan en ruinas por el huracán Otis

Una de las zonas más afectadas por el desastre natural Otis es la conocida Zona Diamante en Acapulco, donde los hoteles y calles fueron víctimas del golpe del huracán.

Y es que autoridades de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) han indicado que las zonas que han sido mayormente golpeadas fueron Playa Diamante, Papagayo y Pie de la Cuesta, en Acapulco.

Fuera del Puerto, las regiones más afectadas por Otis fueron Chilpancingo, Altamirano y Arcelia.

Afectaciones por huracán Otis fuera de la Zona Diamante

Sin embargo, internaturas continúan compartiendo imágenes y videos de las afectaciones no sólo en la Zona Diamante, sino también en distintos puntos de Acapulco.

También el periodista Héctor de Mauleón publicó un video lamentando las imágenes de un Acapulco destruido; “Se terminó Acapulco. Nunca creí que iba a ver esto”; escribió.

Asimismo, la Comisión Federal de Electricidad captó la destrucción de la zona alta y el interior de Guerrero.

Comunidades aisladas, las más afectadas por el huracán Otis

Por su parte, el periodista León Krauze publicó en sus redes sociales la historia de la comunidad de Los Coyotes, afectada por el huracán Otis, quienes decidieron salir a la autopista a implorar por ayuda.

“Ayudénnos, cualquier dependencia del gobierno (…) una ayuda pero para los niños”, gritó con desesperación en la carretera de Guerrero.

Uno de los habitantes de Los Coyotes narró como las casas y los techos volaron por los fuertes vientos, mientras que sus bienes materiales quedaron totalmente mojados.

Actualmente, los pobladores y su familia duermen en la interperie y relatan que no tienen comida ni agua para beber.

También han perdido su fuente de ingresos, como sus milpas con las que podían obtener recursos económicos para alimentar a sus familias.

“Estamos totalmente desamparados aquí”.

Poblador de la comunidad Los Coyotes