viernes 20 de julio de 2018 | 07:37
Nacional

Familias de víctimas de desaparición forzada condenan rechazo del Senado al diálogo

Itzel Loranca /SDPnoticias.com mié 13 dic 2017 17:33
Marcha del 10 de mayo de madres de personas desaparecidas.
Marcha del 10 de mayo de madres de personas desaparecidas.
Foto propiedad de: Ilse Huesca / Cuartoscuro

La fundadora de "Hasta encontrarlos" considera que crímenes cometidos por las fuerzas armadas continuarían en ascenso si la Ley de Seguridad Interior se aprueba.

México.- Familias de personas detenidas desaparecidas por las fuerzas armadas en las últimas décadas condenaron la falta de voluntad de parte de los senadores, para escuchar las voces de las víctimas y las organizaciones que se pronuncian contra la Ley de Seguridad Interior.

Este miércoles comisiones del Senado de la República revisan el dictamen de la ley que busca regular la intervención de la Marina Armada y el Ejército Mexicano en tareas de seguridad pública.

Sin embargo, para Nadín Reyes Maldonado, fundadora del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos "Hasta Encontrarlos", es claro el rechazo a abrir el proceso a escuchar las voces de organizaciones no gubernamentales.

Recordó que tanto la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Alto Comisionado para las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), han pedido al gobierno mexicano que no apruebe la ley, entre otras razones, por las faltas de garantía de respeto a los derechos humanos y controles para las fuerzas armadas.

"Compartimos la preocupación", declara Nadín, explicando que en por lo menos el 60 por ciento de casos a los que acompaña "Hasta Encontrarlos", existe implicación de las fuerzas armadas. Pero, además, hay un incremento de violaciones a derechos humanos cometidas por las fuerzas federales; violaciones que se suman a los crímenes que desde hace décadas permanecen sin justicia.

Nadín Reyes Maldonado. Abril 2015. Foto: Hilda Ríos / Cuartoscuro

Nadín expresó que es el caso de la desaparición de su padre Edmundo Reyes Amaya y de su compañero Gabriel Alberto Cruz Sánchez, luchadores sociales llevados por federales y estatales en mayo de 2007 en Oaxaca.

Aunque el Poder Judicial de la Federación ordenó en junio de 2014, a través de la resolución 29/2014, abrir los centros de detención y cuarteles militares para la localización de Edmundo y de Gabriel, hasta el momento no ha sido cumplida.

La Ley de Seguridad Interior, mencionó, significaría mayor impunidad en los crímenes cometidos por las fuerzas armadas.

"Si existiendo estos mecanismos que deberían de cumplirse no se hace, entonces ahora con esto de darles mayor impunidad va a ser más complicado, por eso nuestra preocupación, por eso se ha señalado que estos casos de desapariciones forzadas se van a incrementar", dijo Nadín Reyes.