viernes 19 de julio de 2019 | 06:04
Geek

Otro asteroide potencialmente peligroso pasará cerca de la Tierra en julio

Pablo López jue 11 jul 2019 19:16
Asteroide potencialmente peligroso
Asteroide potencialmente peligroso
Foto propiedad de: NASA

Este asteroide potencialmente peligroso es conocido como 2010 PK9.

El Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA (CNEOS) dio a conocer que otro asteroide potencialmente peligroso, se está acercando a nuestro planeta; estimando que pasará "rozando" el próximo 26 de julio de 2019. Se trata de 2010 PK9, el cual tiene 260 metros de diámetro.

Puedes leer: Psyche 16, el asteroide que haría millonario a todos los habitantes de la Tierra

Decimos que pasará rozando porque estará a 7.4 millones de kilómetros, una distancia relativamente corta en medidas astronómicas. Para que se den una idea, es igual a 18 veces el tramo que hay de la Tierra a la Luna. Actualmente se mueve a 40 mil kilómetros por hora.

Con estos datos, la agencia espacial de los Estados Unidos señala que su visita no supondrá un peligro para el planeta; no hay riesgo de que choque o tenga un influjo de algún tipo con la atmósfera o el medio ambiente. Se estima que volverá a tener un acercamiento en el 2059, cuando estará a 2.6 millones de kilómetros.

No hay peligro real de que un asteroide potencialmente peligroso choque con la Tierra

Aunque actualmente se están haciendo varios estudios y se le ha dado forma a los primeros planes de contingencia; no hay un peligro real de que un asteroide potencialmente peligroso impacte con la Tierra; por lo menos en los próximos 100 años, aunque sí habrá acercamientos de consideración.

Recomendamos: Un asteroide podría chocar con la Tierra en septiembre

De acuerdo con las estimaciones, todos los objetos espaciales que se acercarán al planeta; ninguno está en curso de colisión. Incluso Bennu, que ha sido catalogado como el asteroide de la muerte, podría pasar de largo sin siquiera ser notado por la población en general.

Aún así se mantiene una constante alerta entre la comunidad científica, que se mantiene vigilante de todo lo que rodee al planeta. Se hace especial énfasis en todo aquello que se desplace en el universo conocido a menos de 50 millones de kilómetros de la superficie terrestre.

Sin olvidar que se planea una misión al asteroide Didymos, con el fin de ver si se puede el cambiar el curso de estos objetos con el choque de una nave espacial.

Con información de NASA.