jueves 20 de junio de 2019 | 01:16
Geek

Un asteroide podría chocar con la Tierra en septiembre

Pablo López mar 11 jun 2019 14:36
Asteroide
Asteroide
Foto propiedad de: NASA

2006 QV89 tiene altas probabilidades de impactar con el planeta.

¿Estaremos cerca del Armaggedon? De acuerdo con reportes de la Agencia Espacial Europea (la ESA), hay alta probabilidades de que el asteroide 2006 QV89, impacte con la Tierra durante el mes de septiembre de este 2019. Para ser más específicos, sería el día 9 el elegido por el destino para que, de darse el caso, sucediera el catastrófico fenómeno.

Puedes leer: Captan asteroide potencialmente peligroso rozando la Tierra

Ahora bien, ¿cuáles son las estimaciones de este hipotético choque? Según los análisis, hay posibilidades de 1 entre 7000; un número que se puede considerar alto en ciertos aspectos; pero en términos astronómicos, es el objeto espacial con más posibilidades de atravesarse en el camino del planeta. Aún así, los astrónomos dudan que el evento llegara a pasar.

No sólo eso, no lo ven como algo potencialmente peligroso. Su diámetro es de apenas 40 metros, para que un cuerpo celeste sea considerado un asesino global, tendría que tener como mínimo dimensiones cercanas al kilómetro. Asimismo, si no hay cambios bruscos en su trayectoria, consideran que pasará a unos 6.7 millones de kilómetros; es decir, a una distancia más lejos que la Luna.

Los asteroides son una preocupación real para los astrónomos

Si bien siempre han sido objeto de estudio, desde hace algún tiempo, los astrónomos y autoridades de varios gobiernos han presentado una preocupación real por el posible impacto de un asteroide. Es por ello que se han comenzado a implementar varios planes de contingencia y simulaciones sobre lo que pasaría si se llegara a dar la catástrofe.

Recomendamos: Fracasa simulación de la NASA para detener choque de asteroide; "destruyen" Nueva York

Asimismo, ya se cuenta con un plan para desviar objetos peligrosos de la trayectoria de la Tierra; la idea es lanzar una nave espacial no tripulada que impacte con el cuerpo a una distancia segura, con la intención de mover su desplazamiento hacía una zona segura. Dicha iniciativa se pondrá a prueba en la siguiente década con el asteroide binario Didymos.

Con información de Gizmodo.