Estados

Ignoran Emergencia Sanitaria y visitan sitios turísticos en Jueves Santo

Turista en CancúnElizabeth Ruiz / Cuartoscuro

En Colima, Hidalgo, Morelos y Sinaloa, varias familias intentaron pasar el día en sitios turísticos

México.- A pesar de la insistencia de las autoridades de no salir de casa y respetar la contingencia sanitaria para evitar contagios de Covid-19, en al menos cuatro estados del país familias intentaron disfrutar en el exterior las vacaciones de Jueves Santo, pero fueron desalojadas por elementos de seguridad.

El gobierno federal decretó Emergencia Sanitaria hasta el próximo 30 abril para contener que crezcan los contagios por Covid-19, medida a la que se unieron las autoridades municipales y estatales y que incluye cierre de todos los sitios turísticos y la cancelación de congregaciones no esenciales de más de 50 personas.

Colima

En Colima, Protección Civil desalojó al menos a 60 personas, originarios de Zacatecas, que estaban acampando en el río Armería. Su intención era acampar en alguna playa, pero al verlas cerradas decidieron irse al río.

Protección Civil y policías les explicaron por qué es importante respetar el aislamiento y les pidieron regresar a su casa.

Hidalgo

En este estado, autoridades también corrieron a familias de varios ríos por haber violado las medidas de cuarentena.

Operativos encontraron disfrutando del Jueves Santos a grupos de personas en Tepeji del Río, Tecozautla, Atlapexco, San Mateo Buenavista y personas que estaban realizando actividades al aire libre en canchas de Infonavit "El Cerrito".

Morelos

En ríos de los municipios de Cuautla, Jiutepec, Jojutla, Tlaltizapan y Yautepec también llegaron familias a vacacionar y también fueron enviadas a sus casas.

Autoridades clausuraron negocios, como uno de micheladas, por los respetar las medidas de la contingencia de coronavirus.

Sinaloa

Aunque en Mazatlán las playas lucian desiertas, en las de Altata, Bellavista, Guasave, Las Glorias, Navolato y Nuevo Altata, familias paseaban hasta en cuatrimoto.

Autoridades mandaron a su casa a los turistas y continuaron los operativos por las playas.

Con información de Reforma, Excélsior y Proceso