Huracán Otis: El cuerpo de bomberos de Zitácuaro, Guerrero, dio a conocer que una familia murió aplastada por una roca de 50 toneladas, luego de que esta cayera sobre su casa.

El acontecimiento, publicado en redes sociales, formó parte de la jornada “Apoyo a Acapulco, Guerrero por el desastre del Huracán Otis”, según precisaron las autoridades.

Y según el informe, vecinos de la familia que murió aplastada lo reportaron, ya que tras caer la roca de 50 toneladas sobre la casa, las víctimas quedaron atrapadas.

Consecuentemente, tras horas de intenso trabajo, el grupo de bomberos pudo dar con los cuerpos, tomando en cuenta que por el percance murieron en su vivienda.

Cabe desatacar que la familia que murió aplastada por una roca de 50 toneladas, se sumó a la lista de pérdidas humanas por el huracán Otis, según precisaron bomberos en su reporte.

Familia murió aplastada por una roca de 50 toneladas; la estructura cayó sobre su casa y los dejó bajo escombros

El cuerpo de bomberos de la región de Zitácuaro, Guerrero, atendió el reporte vecinal de que una familia entera murió tras caer una roca de 50 toneladas sobre su casa.

También puedes leer

De acuerdo con las autoridades, a su llegada, el domicilio se encontraba con severas afectaciones, sumadas a los daños estructurales también causados por el huracán Otis.

No obstante, gracias a un equipo de 12 agentes y un binomio canino, dieron con el paradero de los cuerpos de la familia que murió aplastada por la roca de 50 toneladas:

  • Padre de familia de 40 años
  • Madre de familia de 39 años
  • Hija de 21 años
  • Hijo de 12 años
  • Hijo de 2 años

Autoridades suponen que la roca de 50 toneladas cayó sobre la casa de la familia como consecuencia de un deslave por intensas lluvias y rachas de viento del huracán Otis.

Y debido a su colosal peso, además de destruir la vivienda, resultó en que todas las víctimas murieran aplastadas y se perdieran entre el lodo y los escombros.

[object Object]

Huracán Otis: Familia que murió aplastada vivía cerca de un arroyo

En el informe del cuerpo de bomberos, se indicó que la familia que murió aplastada por la roca de 50 toneladas vivía cerca de un arroyo.

Sin embargo, al ser una estructura que ya se encontraba seca, no consideraron la posibilidad de que pudiera ocurrir un incidente mortal.

En este sentido, el paso del huracán Otis los tomó por sorpresa, pues la corriente que se formó y produjo el deslave que derrumbó su hogar, trajo consigo la caída de la roca de 50 toneladas.