Estados

IRIS, la guerrilla en Michoacán que se opone a la corrupción

Insurgencia por el Rescate Institucional y Social (IRIS)Tomada de Video

"Queremos ser la chispa que México requiere para cambiar".

México.- El grupo Insurgencia por el Rescate Institucional y Social (IRIS) puso en estado de alerta al gobierno de Silvano Aureoles, quien los descalificó aseverando que eran "una broma".

José María, vocero y representante de este grupo armado clandestino, descarta que sean autodefensas, aunque algunos participaron en el movimiento.

"Somos el pueblo, no somos ningún cártel, no somos terroristas, somos el pueblo cansado que se está organizando", el cual surgió hace ocho meses.

Durante su tiempo de existencia, admite que el conseguir armamento ha sido difícil pues no emplean aquel que es de uso exclusivo del Ejército sino armas de los campesinos o que utiliza la gente en la sierra para cazar y comer para su subsistencia.

"Ha sido muy difícil empezar un movimiento como éste sin que se dé cuenta el gobierno", admite el vocero de IRIS, grupo asentado en la zona montañosa de Michoacán que colinda con Guerrero.

De acuerdo con el vocero, los integrantes de IRIS son ciudadanos que no tienen de qué avergonzarse, pues salieron de su zona de comfort para incitar el levantamiento del pueblo y de hecho, no perciben ingresos de su lucha.

Las armas sólo para la defensa

De acuerdo con José María, las armas no están descartadas, pero se emplean únicamente para la defensa, pues su estrategia tiene miras de ser política y de denuncia, sobre todo contra los políticos coludidos con el crimen organizado.

El vocero indica que Alfredo Castillo pactó con el narcotráfico: con los Caballeros Templarios, el Cártel Jalisco Nueva Generación, Los Viagras y el H3, a quienes empoderó, mientras encarcelaba o amanezaba a los autodefensas.

En su opinión, llegada del perredista Aureoles tampoco modificó la situación, pues le considera un candidato impuesto que no ganó las elecciones, pero que ejerce el cargo al apoyar las reformas: su regalo fue Michoacán.

"El crimen organizado y el gobierno son lo mismo"

El problema de México, en opinión de José María, se encuentra dentro de las instituciones pues el gobierno se corrompe y por ende, no cree que las elecciones o las campañas políticas lo modifiquen.

"El crimen organizado y el gobierno son lo mismo. Si uno busca o quiere adquirir armas, a veces se da cuenta más rápido el crimen organizado y es el primero que le va a avisar al gobierno, porque viven en una connivencia que les permite coexistir", advierte el vocero.

En este sentido, descartó que en algún momento pacten con el gobierno, pues se consideran a sí mismos, un movimiento legítimo "del pueblo y si el problema está en el gobierno, ¿cómo vamos a pactar con ellos?"

Regresarle al gobierno parte del daño hecho

José María indica que la organización se trata de un movimiento de lucha e insurgencia social que busca inspirar, pues considera que no se pueden aniquilar las ideas o la causa que les impulsa: "en cada persona que nos vea dejaremos sembrada la semilla de la esperanza y del cambio".

Finalmente, indica que el narcotráfico es el reflejo de la corrupción de la sociedad y del hartazgo de los mexicanos que no encuentran otros camiones para salir adelante.

Con información de Proceso