24 de octubre de 2021 | 00:53
Sorprendente

Come hamburguesa con triple carne y se disloca la mandíbula; “ahora estoy discapacitada”, lamenta

Holly Strevens asegura que, a raíz de la tragedia con la hamburguesa, sufre ansiedad, depresión y convulsiones.
Hamburguesa triple
Compartir en

Holly Strevens, una mujer de 34 años de edad, lamenta haber comido una hamburguesa con triple carne.

Y es que, aunque el alimento resulte tentador, a ella solo le dejó una mandíbula dislocada, convulsiones y ansiedad durante años.

Mientras comía la hamburguesa, Holly Strevens escuchó un “ruido de estallido”

En una reciente entrevista, Holly Strevens recordó su mala experiencia ocurrida en el 2004 con una hamburguesa.

Pues, a pesar de los años y muchas intervenciones quirúrgicas, la mujer no pudo solucionar el problema de luxación de su mandíbula.

Según contó, todo sucedió mientras veía la televisión y comía una hamburguesa con triple carne.

Al darle la primer mordida, escuchó un “fuerte ruido de estallido” y sintió un “terrible dolor alrededor de la boca”.

“Estaba comiendo mientras veía la tele y de repente sentí un fuerte ruido de estallido. Era la articulación del lado izquierdo de mi mandíbula. Parecía normal, pero la sensación era horrible (…) Debí estirar demasiado la boca al morder la hamburguesa.”

Holly Strevens a Carters

Holly Strevens asegura que, antes de decidir ir al médico, su mandíbula no paraba de “bloquearse y desbloquearse”.

Esto le provocó dolores mucho más fuertes que terminaron en migrañas.

Luego de unas horas, la mujer acudió a una clínica cerca de su casa -ubicada en Reino Unido- para ser atendida de emergencia.

El diagnóstico médico indicó un “trastorno de la articulación temporomandibular (ATM)”, que causa dolor en la articulación y músculos que controlan el movimiento de la mandíbula.

Es decir, Holly había dislocado su mandíbula debido a la gran mordida que dio a la hamburguesa.

“La gente abre la boca hasta 35 mm, pero el movimiento de mi mandíbula se redujo a 13 mm”, lamentó la mujer.

Holly Strevens dice sufrir depresión, ansiedad y convulsiones a causa del daño

Durante 17 años, Holly Strevens se ha sometido a incontables cirugías maxilofaciales para corregir su problema.

No obstante, los 12 tornillos colocados en su mandíbula para “sostenerla a su lugar”, le han traído más dolor y daños en los nervios de la zona.

Ante tantas complicaciones médicas a raíz de la tragedia con la hamburguesa, la mujer asegura que su vida -profesional y personal- “se arruinó”.

“A lo largo de estos años, tuve mucho tiempo de licencia, ya que entraba y salía de los médicos y el dolor afectaba a mi vida.”

Holly Strevens a Carters

En más de una ocasión, Holly Strevens ha expresado su arrepentimiento por haber comido una hamburguesa tan grande.

“Me cambió la vida. Ahora estoy discapacitada y perdí completamente mi independencia”, dijo a medios.

Actualmente, la mujer padece de diversos problemas en la zona maxilar y en el estado de ánimo:

  • Artritis en la mandíbula con quistes en la articulación
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Convulsiones no epilépticas en la mandíbula
  • Dolor crónico
  • Migrañas