6 de diciembre de 2021 | 12:21
Internacional

Disparan a empleados de Burger King por servirles una “hamburguesa muy picante”

Tavarus McKinne y Keonna Halliburton, fueron acusados de intento de homicidio contra 4 empleados de Burger King.
Burger King.
Compartir en

En la ciudad de Memphis, del estado de Tennessee, Estados Unidos, una pareja fue detenida tras disparar contra empleados de un Burger King.

De acuerdo con las declaraciones, la pareja atacó a los empleados porque estos le entregaron una “hamburguesa muy picante”.

En medio de una discusión por la hamburguesa, el hombre disparó a los empleados y huyó del establecimiento.

Disparan a empleados de Burger King porque su hamburguesa “tenía mucho picante”

A principios del mes de junio, una pareja disparó contra empleados de Burger King a causa de una “hamburguesa muy picante”.

Tavarus McKinney -de 22 años- y Keonna Halliburton -de 20 años- llegaron al autoservicio de Burger King a realizar su pedido para la cena.

Ambos, ordenaron hamburguesas de pollo picante. Una vez que recibieron los alimentos, se retiraron.

Minutos después, la pareja regresó al Burger King para reclamar e insultar a los empleados por darles una hamburguesa “demasiado picante”.

Además, les exigieron reponer su orden de comida.

Dado que los empleados se negaron a cumplir con lo que pedía la pareja, el hombre - Tavarus McKinney- sacó su arma y disparó contra los 4 empleados del autoservicio.

Luego, la pareja huyó del establecimiento.

Pareja enfrenta cargos por intento de homicidio tras dispararles por hamburguesa “muy picante”

Los hechos ocurrieron el 6 de junio, pero dos víctimas del ataque identificaron a la pareja que les disparó por la hamburguesa “muy picante” hasta el 14 .

Finalmente, Tavarus McKinney y Keonna Halliburton fueron acusados por el delito de intento de homicidio en primer grado en contra de 4 empleados de Burger King”.

Además, se les imputaron cuatro cargos por “uso de arma de fuego durante la comisión de un delito grave”.

Burger King condena los ataques contra los empleados

Burger King condenó el ataque cometido por Tavarus McKinney y Keonna Halliburton, que no es el primero contra empleados de la franquicia.

En el mes de abril, una mujer fue detenida luego de disparar contra los meseros de otro Burger King tras esperar más de 20 minutos en la fila del autoservicio.

Ante los ya recurrentes actos de violencia, la cadena de restaurantes emitió un comunicado que condena los ataques a sus empleados como “inexcusables”.

“No toleramos ni toleramos la violencia de ningún tipo en los restaurantes Burger King porque la seguridad de los miembros del equipo y los huéspedes es nuestra principal prioridad”, expresó la empresa.

Asimismo, informó que los 4 empleados que resultaron heridos por los disparos, están “evolucionando favorablemente para regresar al trabajo”.

Con información de Fox 13