Hace 35 años, la primera bicicleta de carreras con cuadro de carbono estaba en los folletos. La marca era Cadex y el cuadro estaba hecho de tubos de carbono pegados a orejetas de metal, revolucionario en su momento. Los cuadros de carbono actuales son mejores en todos los sentidos. Pero, ¿Qué los hace tan especiales?

Hoy en día puedes comprar una gran bicicleta de carreras con cuadro de carbono por treinta mil pesos, aunque también puedes gastar diez mil dólares en ella. Luego también puedes jugar con mejores componentes, bicis más resistentes y más livianas, todos conocen las designaciones de tipo como Dura-Ace (Shimano), Red (SRAM) y Record (Campagnolo). Pero lo que es diferente en el cuadro a menudo no está claro. Más ligero, más rígido y más rápido o más aerodinámico, pero ¿Cuál es la diferencia entre el carbono normal y el carbono bueno?

El “buen carbono” suele interpretarse como de alta calidad, rápido, ligero y caro. Hace años, se subió el listón de la ingeniería de carbono con el carbono CNT de Easton. Todas las marcas serias tuvieron que mejorar sus productos en ese entonces y todavía estamos cosechando los beneficios. Para obtener carbono de alta calidad, deben unirse cuatro cosas: diseño, fibras, resina y producción. Easton reforzó la resina, haciendo que el producto final fuera mejor por sí mismo, inteligente y aplicable en todas partes.

Estos materiales se compran a Toray, donde hay competencia con Boeing y Airbus: si se venden aviones, los precios del carbono se disparan. Muchos productos de carbono en la actualidad están hechos con material de aviación: Fibras T800, T1000 e incluso T1100.

Estos últimos en particular tienen propiedades tan extremas que no se pueden aplicar simplemente. Cuanto mayor sea el número, más rígidas serán las fibras. Y las fibras rígidas ceden poco, por lo que las cargas en el carbono son mayores. Estos deben pasarse a la siguiente capa de fibra mediante una unión adhesiva. Ese pegamento, una resina, se fabrica internamente y la receta es un secreto bien guardado, adaptada a las técnicas de producción que la industria ha desarrollado durante las últimas décadas.

El rendimiento es lo primero y sí, cuesta lo que cuesta. Los diseños están al borde de lo técnicamente posible, literalmente al nivel de la Fórmula 1. Los técnicos fabrican los prototipos en su laboratorio y después son probados por los profesionales. Los equipos profesionales de carreras son literalmente los laboratorios de pruebas de cada marca de bicicletas. No todas las ideas acaban en la tienda, esa es la consecuencia de la experimentación y la búsqueda de la perfección.

La producción es a menudo la parte más difícil, porque lo que funciona una vez en un laboratorio de repente tiene que repetirse muy a menudo. Los ingenieros de producción son, por lo tanto, tan importantes como los diseñadores, su tarea es a menudo casi imposible. Las piezas de carbono ordinarias están diseñadas de tal manera que hay cierto margen en la producción.

[object Object]

Mucho desperdicio

En la producción de piezas y cuadros de carbono, se aplican estrictos controles de calidad. Es un secreto a voces que en la producción de las piezas de carbono más ligeras y caras hay una cantidad relativamente grande de “fallo” es decir, parte de la producción no pasa el control. Eso es bueno, porque significa que la posibilidad de un defecto es muy pequeña. La desventaja es el “desperdicio” de la gran cantidad de mano de obra y las materias primas caras y raras. Algo realmente para los ciclistas quienes buscan el rendimiento como lo más importante y no les importa invertir en ello.

Solo en las categorías de precios más bajos, los productos que no llamamos carbono sino compuestos, son materiales realmente más simples. Fibra de vidrio por ejemplo. La fibra de vidrio es comparable en resistencia y rigidez al carbono, pero mucho más pesada. Todavía se puede hacer un buen producto con eso, especialmente combinado con nailon, es adecuado para suelas de zapatos y pedales porque es resistente a los impactos. Pero no es muy ligero, y eso no tiene nada que ver con el carbono de alta calidad.

Y tú, ¿Qué material prefieres en tu cuadro? ¿Eres fan del carbono o prefieres el aluminio o el titanio?