Antes que nada quiero serles completamente honesta: No soy fan de las películas de súper héroes y sin embargo he visto todas y todas me han dejado grandes lecciones y me han gustado muchísimo. También he de aclarar, no soy crítica de cine ni mucho menos. Quizá sólo ser psicóloga y también una simple mortal que ha pasado por muchas cosas en la vida me permite analizar las cosas desde otro punto de vista y es lo que, sí me permiten, les quiero compartir aquí:

ATENCIÓN: Si no han visto la película de Spiderman y la quieren ver, no me lean y deténganse aquí .

Les quiero compartir lo que me gustó de la película ‘Spider-Man: No Way Home’.

Me gustó esta opción que da la trama de que los villanos puedan tener esta opción de elegir volverse buenos . ¿Qué sería de todos los entes políticos que tanto daño le han hecho a nuestro país, por ejemplo, si tuvieran la elección de elegir ser buenos? Qué de cosas cambiarían.

Ser bueno o ser malo es, como lo refleja la trama, una opción. Tú eliges si ante las circunstancias de tu vida te quedas en el papel de villano para cobrarle venganza o eliges el camino de la paz. Es tu entera elección. ¿Hoy qué es lo que eliges?

Están los que eligen quedarse del lado de la rabia y del enojo porque al final ni siquiera entienden qué es lo que tanto daño les hace, pero alguien tiene que pagar por su amargura y frustración .

Son pocos los que teniendo la opción, eligen la paz.

Me gustó también que no solo los súper héroes son héroes, y no solo Spiderman fue el héroe. Tenemos muchos héroes que diario transitan por la calle, tenemos a mujeres y hombres que sin poderes transforman la vida de otros, sin trajes ni pócimas andan por la vida salvando otras cosas más .

Me gustó que el objetivo de Spiderman es ayudar a los demás y que eso es lo que lo mantiene vivo, la verdad de las cosas es que esta parte removió muchas emociones en mí porque mi hermana, antes de morir, me dijo: “Ante tu dolor, ve y ayuda a alguien más y el dolor se irá”. Ayudar a otros sana. Cómo lo dice Spiderman al final de la película en la escena del cementerio: “Ayudar a otros es lo que me ha mantenido con vida”.

En la medida que ayudas a otros, estás ayudando al mundo; eso es lo que refleja la película . Y me parece que no necesitamos de grandes poderes para poder hacer siempre todo el bien posible si nos lo proponemos.

Me gustó también este encuentro con las tres personalidades de Spiderman que marcan las tres etapas por las que todos pasamos en la vida: La juventud, la adultez y la etapa madura. Pero un mensaje muy poderoso envía esta película: De pronto los jóvenes de esta generación se burlan y maltratan a sus mayores, les parecen anticuados, lentos y fuera de moda o “fuera de onda”, dirían ellos El Spiderman más maduro, al final seguía teniendo poderes que ni el Spiderman actual ni el más joven podían alcanzar a tener. Ellos no tienen esa potencia “sexual” arácnida que fluye de las muñecas de el Spiderman mayor de manera natural. Por lo que mucho habría que aprenderle y los otros dos Spiderman estaban abiertos para aprenderle, de sus consejos y de la sabiduría que los años traen consigo también, que ni la más gloriosa de las juventudes trae consigo.

A veces nosotros fuera de la ficción vamos y venimos entre nuestras etapas más jóvenes y menos jóvenes, para algunas cosas todavía creemos ser capaces de grandes cosas, para otras el tiempo nos ha ido cobrando factura.

Aquí como comentario muy personal he de confesarles que me gustó más la pareja de la tía de Spiderman con él, que con su novia. Ya sé que me van a decir: ¡Eso seria incesto porque era la tía! Pues yo no sé pero proyectaban química en la pantalla a pesar de la diferencia de edad. Pero bueno, es la ternura de la Tía May el que le hace entender a Spiderman que no tiene sentido esta vida si no intentas ayudar a alguien más. Y que bien vale la pena morir en el intento si se trata de hacer el bien.

La verdad es que en esta película no mueren los malos, pero sí los buenos como la Tía May. A veces los malos siguen queriendo destruir/se sin saber que se destruyen a sí mismos todo el tiempo.

Y ya, con este análisis término, porque en términos de efectos especiales que no soy tampoco experta, mis respetos y las actuaciones de todos, espectaculares, sobre todo de Tom Holland, gran joven actor que la verdad además ojalá comparta su receta de cómo mantenerse intacto con el paso de los años porque sigue igualito. Desconozco cuándo se filmó está película, pero vino muy bien haberla visto todavía en medio de una pandemia, sin tanta carga de odio y destrucción como a veces aparecen en Las sagas de Los Avengers.

Más bien fue como una especie de reconciliación y de reconexión con los otros y con uno mismo. Y porque sí, había que justificar la desaparición de los personajes de mayor edad para darle paso a las nuevas generaciones de personajes. Pero Spiderman siempre será ese chico tierno e inocente que salvó a toda la humanidad. Ese que nos hace tanta falta encontrar aunque sea un personaje de ficción. Porque de villanos ya tenemos bastantes.

Recomendable.

Me encanto el aplauso de los jóvenes ante sus súper héroes favoritos. Me cuestione un poco si este tema de aplauso y emoción era una carencia real de ídolos reales a quienes admirar, y si una búsqueda de algo o de alguien que aunque sea un personaje ficticio te hace sentir poderoso y casi un súper héroe.

Pero se agradece que después de tanto encierro y tristeza haya venido a dar esta película emoción en muchas generaciones, porque bien nos hace falta a todos emocionarse por algo en esta vida porque si no ¿cuál es el sentido de nuestra existencia?

Váyanos a ver y me cuentan.

Gracias por leerme