Gobierno de EU anuncia nuevos aranceles a importaciones de acero contra México y China

Acero
AceroEFE

El Departamento de Comercio del gobierno de EU informó que impondrá aranceles compensatorios contra México y China por, supuestamente, beneficiar a industriales locales con prácticas irregulares.

México.- El gobierno de Estados Unidos (EU)  anunció este lunes una nueva serie de aranceles a las importaciones de acero estructural de México y China.

De acuerdo con la agencia AFP, el Departamento de Comercio estadounidense confirmó la imposición de "derechos compensatorios" a las importaciones de algunos productos de acero de México, alegando que el país subsidió injustamente a su industria local. 

Puedes leer: Los detalles del acuerdo entre México y Estados Unidos para evitar los aranceles por crisis migrante

La decisión llega dos meses después de que el presidente Donald Trump acordara levantar los aranceles al acero y al aluminio de México y Canadá, en momentos en que los tres países buscan ratificar el Tratado de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). 

Además, apenas el pasado 7 de junio el propio Trump anunció un acuerdo migratorio-comercial entre México y Estados Unidos que evitó la imposición de aranceles a todas las importaciones mexicanas, por las supuestas omisiones del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en la contención de migrantes provenientes de Centroamérica. 

¿Por qué EU impone nuevos aranceles al acero a México y China?

En una investigación preliminar, el Departamento de Comercio determinó que el acero importado utilizado en la construcción se beneficiaba de subsidios en México y Canadá, pero en el caso de Canadá los subsidios eran insignificantes, por lo que no se impusieron derechos de represalia.

La indagatoria también concluyó que China estaba subsidiando a su industria local, por lo que también se hace acreedora a los llamados "derechos compensatorios". 

El reporte del gobierno estadounidense asegura que los exportadores de acero estructural recibieron subsidios del 30.30  al 177.43 por ciento en el caso de China, y de hasta el 74 por ciento  en el caso de México. 

En base a estos hallazgos provisionales, Estados Unidos comenzará a cobrar impuestos adicionales sobre las importaciones de China y México. Éstas representan ventas de 897,5 millones de dólares para China, y de 622,4 millones para México. 

El gobierno de Donad Trump tomó esta medida en respuesta a una demanda presentada en febrero por los productores de acero locales, pero podría revocarse. 

La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC por sus siglas en inglés), una agencia federal independiente, será la instancia de resolver el caso y su postura deberá emitirse antes de enero de 2020. 

0
comentarios
Ver comentarios