Propuesta para debatir sobre drogas merece apoyo regional: experto

San José, 28 Feb (Notimex).- La propuesta de debatir para despenalizar las drogas, lanzada por el presidente de Guatemala, el general retirado Otto Pérez, merece el apoyo de los demás gobernantes latinoamericanos, planteó hoy aquí un experto.

La despenalización daría a los gobiernos mayor control sobre el mercado de estupefacientes ?como ocurre en los casos del alcohol y del tabaco-, ya que permitiría que graven y regulen la producción y la venta de tales sustancias, según Juan Carlos Hidalgo.

Los fondos generados por la aplicación de impuestos a las drogas facilitaría que los gobiernos proporcionaran tratamiento a los adictos, indicó Hidalgo, analista de Políticas Públicas para América Latina, del Cato Institute.

?Otto Pérez Molina, de Guatemala, se ha convertido en el primer presidente en ejercicio en proponer la legalización de las drogas como mecanismo para combatir el narcotráfico?, dijo Hidalgo en un reciente artículo titulado ?El caso a favor de la legalización de las drogas?.

?De tal forma, ha abierto el debate sobre un tema que ha sido ampliamente discutido en círculos académicos, pero rara vez se menciona a nivel político. Su propuesta merece el apoyo de los demás presidentes latinoamericanos?, agregó.

?Al legalizar las drogas, como propone el presidente guatemalteco, los gobiernos obtendrían más control sobre el mercado de estupefacientes, al poder regular y gravar la producción y venta de los narcóticos, como actualmente ocurre con el tabaco y el alcohol?, explicó.

?El dinero derivado de los impuestos sobre las drogas les permitiría a los gobiernos brindar tratamiento a los adictos?, sugirió en el texto, publicado por el diario costarricense La Nación.

?Sin embargo, la mayor ventaja de la legalización es que ahuyentaría en gran medida a los elementos criminales del negocio de las drogas, disminuyendo, si no eliminando del todo, la violencia, el crimen y la corrupción asociados con el narcotráfico?, planteó Hidalgo.

En Estados Unidos, ?el porcentaje de la población mayor de 12 años que consume estupefacientes ha aumentado de 5.8 por ciento en 1991-93 a 8.9 por ciento en 2008, equivalente a 21.8 millones de individuos?, informó.

Según la más reciente Evaluación Nacional sobre la Amenaza de las Drogas 2011, del Departamento de Justicia estadunidense, el abuso de varias de las principales drogas ilícitas, incluidas heroína, mariguana y metanfetaminas, parece estar aumentando, señaló.

Aclaró que esto ocurre ?especialmente entre los jóvenes?, según el texto del Departamento de Justicia citado por Hidalgo.

?En tanto haya demanda por drogas en Estados Unidos, habrá oferta?, advirtió.

?La pregunta es si dicho negocio debería estar en manos de empresarios legales ?como con el alcohol y el tabaco? o en manos de criminales violentos?, planteó.

?En Centroamérica el narcotráfico es responsable de alrededor del 60 por ciento del crimen y ha colocado a países como Honduras, Guatemala, El Salvador y Belice, entre los más violentos del mundo?, señaló.

?En Sudamérica, los recursos del narcotráfico han servido para financiar a grupos terroristas como las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) o Sendero Luminoso en Perú?, recordó.

?Es claro que en América Latina la guerra contra las drogas impone un enorme costo en términos de vidas, dinero y deterioro de las instituciones?, advirtió.

?Mucha gente, al argumentar contra la legalización, trae a colación imágenes de violencia y crimen, cuando en realidad son flagelos causados por la prohibición y disminuirían significativamente una vez que el mercado negro desaparezca con la legalización?, agregó.

?La legalización no pretende resolver el problema de la drogadicción ni los males sociales asociados a este fenómeno, los cuales es mejor abordar desde un enfoque de salud pública y no criminal?, según Hidalgo.

?Lo que la legalización pretende es eliminar los efectos negativos de la prohibición?, aclaró.

Fundado en 1977 y con sede en Washington, la capital de Estados Unidos, el Cato Institute es una organización dedicada a la investigación en materia de políticas públicas.

Según versiones periodísticas conocidas aquí, Pérez planteó en un reciente encuentro con su colega de El Salvador, Mauricio Funes, el tema del debate sobre la despenalización.

Con posterioridad a la reunión, en declaraciones que formuló el 11 de este mes a la radio guatemalteca Emisoras Unidas, Pérez dijo que proyecta formular la propuesta a los gobernantes de la región.

?Es llevar el tema a la mesa de la discusión. Esto no significa que se va a tomar una decisión?, aclaró el mandatario, quien asumió en enero pasado la presidencia de Guatemala para el cuatrienio 2012-2016.

El altamente costoso combate al narcotráfico no ha erradicado esa actividad ilegal, señaló Pérez, quien expresó que, ?con toda la tecnología, los recursos y los millones de dólares que dio Estados Unidos, el problema no ha disminuido?.

Autoridades de Costa Rica indicaron a Notimex que este país es contrario a la despenalización, aunque han expresado disposición a participar, desde esa posición, en un eventual debate regional sobre el tema.

NTX/GR/RMB/

0
comentarios
Ver comentarios