Suspendidas las negociaciones para destrabar el conflicto en la región chilena de Aysén

Santiago de Chile/Puerto Aysén, 29 feb (EFE).- Las negociaciones entre el Gobierno chileno y los vecinos de la región de Aysén (sur), para destrabar el conflicto que vive esa región desde hace dos semanas, por el aislamiento que acusan sus habitantes, fue suspendida esta tarde, informaron hoy fuentes oficiales.

El subsecretario de Energía, Claudio Alvarado, precisó a los periodistas que este jueves se hará una nueva cita a las 08.00 horas (11.00 GMT), en dependencias de la gobernación de la región.

Alvarado precisó que el encuentro, realizado al mediodía, entre el ministro de Energía, Rodrigo Álvarez y los dirigentes sociales de de Aysén, sólo duró 30 minutos debido a que el Gobierno condicionó el dialogo al fin de los bloqueos en la región.

"El ministro Álvarez, que se encuentra en la zona, fue claro en el transcurso de la conversación. Hemos dado este tiempo en ambas partes y continuaremos mañana", enfatizó el subsecretario.

En tanto, el líder del movimiento social de Aysén, Iván Fuentes, dijo en rueda de prensa que el Gobierno no puede pedirles desbloquear los caminos sin conocer las propuestas que trajo el ministro de Energía.

"Hemos puesto la mejilla una vez, otra vez, y estamos dispuestos a ponerla otra vez, sin embargo esto no puede seguir demorando más allá de mañana", enfatizó Fuentes.

En opinión del dirigente, los vecinos de Aysén (1.670 kilómetros al sur de la capital) han dado una muestra de grandeza.

"Han sabido esperar, las comunidades han estado tranquilas, manifestándose, por supuesto, porque no tenemos ninguna solución todavía, salvo el punto número uno de los once que hemos puestos sobre la mesa", añadió.

Fuentes hacía alusión al tema de la salud, que tras la visita del ministro del ramo, Jaime Mañalich, entregó varias soluciones que los dirigentes aceptaron.

"La patagonia está esperando por soluciones de verdad. Nosotros hemos dado un montón de muestras de positivismo. Hemos hecho un montón de gestos, sin embargo como dirigentes no tenemos nada que mostrarle a nuestra gente", subrayó.

El dirigente indicó que si el ministro hubiese traído alguna señal "entonces tendríamos herramientas para decirle a la gente: El Gobierno ha respondido. Pero no hemos conocido ninguna propuesta", enfatizó.

Las protestas tienen como objetivo presionar al Gobierno para que mejore la conexión de Aysén con el resto del país, otorgue subsidios a los precios de los combustibles y fije un salario mínimo más alto, entre otras demandas.

Por su parte, el portavoz de Gobierno, Andrés Chadwick, fue enfático en señalar esta tarde que "para que el ministro Álvarez pueda desarrollar su trabajo, pueda sentarse a la mesa a desarrollar el diálogo, el Gobierno necesita que se restablezca el orden público".

"Nosotros queremos que el país tenga muy claro que la voluntad de diálogo del Gobierno no se puede confundir un segundo con una actitud de debilidad", enfatizó Chadwick.

El portavoz aseguró que el ministro de Energía continuará con toda la voluntad y con toda la decisión de Gobierno trabajando en la conversación y en el diálogo "pero sí exigiendo que se restablezca el orden público y que terminemos con estas situaciones que sólo perjudican a la gente de Aysén".

En tanto, la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, señaló a los periodistas que no más de cien de las 2.500 pensiones que se pagan mensualmente en los sectores rurales más alejados de Aysén, se podrán hacer efectivas.

"De hecho, lo más probable es que hoy en la tarde empecemos a avisar a través de las radios que no las vamos a poder pagar, salvo que ojalá se depongan los bloqueos y nos permitan llegar a esos pueblos rurales", sostuvo Matthei.

0
comentarios
Ver comentarios