Nacional

Destaca El País video de militares ejecutando a un herido en Tamaulipas

Militares en TamaulipasGabriela Pérez/Cuartoscuro

El hecho sucedió la madrugada del 3 de julio; murieron 12 personas

México.- El periódico El País retomó un video de El Universal en el que se observa a un militar matar a un herido en Nuevo Laredo, Tamaulipas, el pasado 3 de julio.

La madrugada del 3 de julio personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) realizaron un operativo en la colonia Nueva Era, cuando presuntamente integrantes de un grupo de la delincuencia organizada les empezaron a disparar, dice un informe policiaco.

El reporte dice que se inició una persecución en la carretera Aeropuerto contra tres camionetas pickup, dos de ellas se dieron la vuelta a la altura del puente de los Aguacates; la otra continuó y disparó contra los militares, por lo que estos repelieron la agresión.

La agresión dejó 12 personas muertas.

El video, obtenido por El Universal y retomado por El País, es grabado por uno de los militares en el operativo y muestra el recorrido de uno de los vehículos de la Sedena en la que se oyen cientos de balazos de armas de grueso calibre.

Este archivo también muestra inconsistencias entre el informe y lo que se muestra, ya que se puede escuchar la orden de un asesinato extrajudicial.

La camioneta desde donde se grabó el video muestra que los militares no dejan de disparar, entonces un vehículo choca con él y este se sale fuera del camino, pero no deja de disparar.

Es ahí cuando queda frente a una camioneta pickup, de donde salen unas personas corriendo, pero los militares les comienzan a disparar. Al menos hay unos seis vehículos del Ejército.

A pesar de que un integrante de la Sedena les dice que dejen de disparar, no hacen caso. Después de que cesa el fuego, los militares se acercan para inspeccionar la camioneta y uno de ellos grita que uno está vivo. Sus compañeros le gritan que “mátalo a la verga”, y le dispara.

Entre las personas que los militares mataron, había tres civiles que no pertenecían a un grupo del crimen organizado. Uno era originario de Chiapas, otro un estudiante universitario y del tercero aún se desconoce información, publicó El Universal.

La Sedena le dijo al diario que si alguien cometió un delito será sancionado y aseguró que no habrá impunidad.