Baleados en Tres Marías serían militares en retiro de EU contratados para entrenar a mexicanos, revelan

La corresponsal Dolia Estévez subraya que las leyes de seguridad mexicana prohíben la presencia de extranjeros en tareas de seguridad en territorio nacional, al margen de si son activos, no activos o contratados.

México.- Habrían sido militares en retiro los dos estadounidenses que fueron atacados por policías federales cuando viajaban a bordo de una camioneta diplomática sobre la carretera libre México-Cuernavaca, a la altura de Tres Marías. 

Hasta el momento, se sabe que los nombres de los extranjeros son Jess Hoods Garner y Stan Dove Boss, quienes se encuentran recuperándose de las heridas sufridas la mañana del viernes, en un hospital de Cuernavaca, Morelos. 

La corresponsal de Noticias MVS en Washington, Dolia Estévez, dijo que el Pentágono informó oficialmente que no son soldados estadounidenses. 

La periodista señala que efectivamente, aunque, no son soldados en activo, sí están contratados por el gobierno de EU para entrenar a personal en zonas de guerra como Afganistán. 

Son llamados “mercenarios” y “tienen mala fama” al hacer uso excesivo de la fuerza, señala Estévez, quien según fuentes que se reservaron en el anonimato, llegaron a México contratados por el Pentágono para entrenar a mexicanos. 

Cabe recordar que trascendió que los dos estadounidenses y un oficial de la Marina se dirigían al Cerro del Capulín, donde la Secretaría de Marina tiene un campo de tiro cuando fueron agredidos por 12 agentes de la Policía Federal. 

La periodista de MVS recuerda que las leyes de seguridad mexicana prohíben la presencia de extranjeros en tareas de seguridad en territorio nacional, al margen de si son activos, no activos o contratados. 

Destaca que EU está ampliando su papel en la batalla contra la droga en México, trayendo a relieve el artículo del rotativo estadounidense New York Times, quien hace un año afirmó que elementos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y civiles con entrenamiento militar han sido enviados a una base militar en el norte de México, donde “por primera vez, funcionarios de seguridad de ambos países trabajan lado a lado para recolectar información sobre los cárteles de las droga y colaboran para planear operaciones”. 

En agosto de 2011, el diario afirmó que fuerzas estadounidenses han entrenado a unos 4 mil 500 nuevos agentes federales y han conducido grabaciones de conversaciones, manejado informantes e interrogado sospechosos. 

El pentágono ha proveído a México con nuevos equipos, incluidos helicópteros tipo Black Hawk y en los meses recientes ha enviado aviones no tripulados sobre el territorio mexicano para rastrear a presuntos narcotraficantes, indicó.

La base militar, explicó el diario neoryorquino, fue modelada a partir de centros de fusión de inteligencia como los que Estados Unidos emplea en Afganistán para supervisar a los grupos insurgentes. 

Los contratistas 

New York Times destacó que las autoridades también están buscando incrustar un equipo de contratistas estadounidenses en una unidad especial mexicana de policías antinarcóticos. 

En ese momento, funcionarios estadounidenses se negaron a proporcionar detalles sobre el trabajo realizado por el equipo de Estados Unidos de menos de dos docenas de agentes antinarcóticos de la DEA, CIA y personal militar retirado del Comando Norte del Pentágono, indicó. 

Es respetada la soberanía mexicana: Poiré 

En respuesta a la información publicada por el New York Times, Alejandro Poiré, entonces secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, afirmó que la relación bilateral en materia de seguridad entre México y Estados Unidos respeta la soberanía de ambos países y que el personal extranjero “no lleva a cabo ninguna labor operativa ni porta armas”. 

El  hoy secretario de Gobernación expuso entonces que entre México y Estados Unidos hay un intercambio constante de información en materia de seguridad, pero “en estos intercambios participan exclusivamente autoridades federales de ambos países”. 

En un comunicado aseguró además que el intercambio de información “se rige por el pleno respeto a las normas y jurisdicción nacional de cada país”. 

Puntualizó que la cooperación con Estados Unidos complementa los esfuerzos de México para “debilitar sistemáticamente a las organizaciones criminales que atentan contra la seguridad de los mexicanos”.

Dolia Estévez sugiere que Felipe Calderón sí habría aceptado la propuesta de operadores de Estados Unidos en México y que reveló el New York Times.

0
comentarios
Ver comentarios