Rechaza Walmart que se le investigue por evasión fiscal y lavado de dinero en México

El director de Comunicación Corporativa de Wal-Mart de México y Centroamérica, Antonio Ocaranza, aseguró que la empresa no tiene conocimiento sobre algún supuesto tipo de investigación relacionada con

México, 14 Ago. (Notimex).- El director de Comunicación Corporativa de Wal-Mart de México y Centroamérica, Antonio Ocaranza, aseguró que la empresa no tiene conocimiento sobre algún supuesto tipo de investigación relacionada con lavado de dinero o evasión de impuestos relacionada con la cadena minorista.

Ello, luego de que dos legisladores demócratas de Estados Unidos, Elijah Cummings y Henry Waxman, aseguraran que tienen en su poder documentos internos del corporativo que evidenciarían evasión fiscal y lavado de dinero.

Cabe recordar que ambos representantes investigan el presunto pago de sobornos por parte de Wal-Mart a funcionarios mexicanos para facilitar y agilizar la adquisición de terrenos para la construcción de centros comerciales.

Los legisladores informaron a los medios que enviaron una carta al presidente ejecutivo de Wal-Mart, Michael Duke, en la que le dan a conocer los detalles más recientes de su investigación.

“Hemos obtenido documentos internos de la compañía, incluidos reportes de auditorías internas, de otras fuentes sugiriendo que Wal-Mart podría haber tenido problemas no solo de soborno, sino también de conducta financiera cuestionable, incluyendo evasión fiscal y lavado de dinero”, señala la misiva.

Cummings y Waxman dejaron en claro que la carta representa “la oportunidad final” para que Wal-Mart responda a las acusaciones de que la empresa violó la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero.

Antonio Ocaranza expuso a Notimex que hasta el momento “no tenemos ningún conocimiento de alguna investigación pendiente relacionada con lavado de dinero o evasión de impuestos relacionada con la empresa”.

En abril pasado una investigación de The New York Times denunció la existencia de sobornos por 24 millones de dólares en México para facilitar las operaciones de expansión de la empresa en ese país.

Wal-Mart dijo en su momento haber adoptado desde el año pasado una serie de acciones para investigar el asunto y reforzar sus procedimientos en su matriz en Bentonville, así como en México y el resto del mundo.

El Departamento de Justicia mantiene una investigación sobre el incidente desde diciembre pasado, en tanto que al Cummings y Waxman pusieron en marcha su propia pesquisa en el Congreso estadunidense.

La investigación del rotativo identificó a Eduardo Castro-Wright, entonces director de la empresa en México, como “fuerza motora detrás de los años de soborno” y apuntó que hubo cohechos ocasionales antes de su llegada a la compañía en 2002.

La empresa ha señalado que en el caso especifico de México, la empresa tomó acciones para fortalecer el cumplimiento de la FCPA, incluidos controles internos, capacitación, nuevos procedimientos de auditorías y protocoles de solución de problemas.

Pero en su carta, Cummings y Waxman señalan que la investigación interna de la la empresa no ha identificado a ningún alto ejecutivo de Wal-Mart que haya sido entrevistado.

Los legisladores dieron por ello a Duke un plazo para la entrega de documentos que vence el próximo 28 de agosto.

0
comentarios
Ver comentarios