Aumentan los robos y violaciones facilitados por las drogas, según la ONU

Viena, 28 feb (EFE).- La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (Jife) pidió hoy a los gobiernos de los países de todo el mundo que actúen sobre el aumento de ciertos delitos, como agresiones sexuales y robos, facilitados por el uso de drogas.

"Existen indicios cada vez más firmes acerca de delitos facilitados por drogas, a nivel mundial y, muy particularmente, en Europa, ya que las autoridades competentes reconocen mejor el problema", aseguró el presidente del órgano de la ONU que vigila la política internacional sobre estupefacientes, Hamid Ghodse.

La Jife, en su último informe anual, difundido hoy, lamenta que hasta ahora sólo un Estado, al que no nombra, practique análisis rutinarios de orina y sangre a las víctimas de violación para detectar si podría haber sido narcotizada.

"Las investigaciones científicas han indicado que se cometen delitos facilitados por drogas con más frecuencia de lo que generalmente se cree", insiste la junta, y por ello alienta a los Gobiernos a tomar siempre pruebas forenses cuando existan sospechas.

También se lamenta de que no exista información exhaustiva debido a la falta de sistematización internacional para catalogar el uso de las droga para la comisión de un delito.

La Jife cita, para el caso de las agresiones sexuales, sustancias con efecto sedante-hipnótico como el clonazepam, flunitrazepam y midazolam.

"Las sustancias, que suelen ser inodoras e insípidas se administran subrepticiamente a las víctimas en lugares públicos, como bares o salas de espera en los aeropuertos, así como en entornos privados camufladas en bebidas", explican los expertos de la ONU.

El informe señala que el problema se ha detectado en muchos países y regiones, y existen indicios de que "jóvenes de ambos sexos han sido víctimas de esos delitos en repetidas ocasiones, principalmente con la intención de cometer una agresión sexual u obligarles a prostituirse".

Por otro lado, la Jife se muestra muy preocupada por el uso de las redes sociales que han comenzado a hacer las farmacias ilegales por internet, que ofrecen productos sin los controles legales pertinentes y cuyos medicamentos son en su inmensa mayoría falsos o caducados, por lo que son una amenaza para la salud.

"La Jife exhorta a los gobiernos a que cierren las farmacias ilegales de internet y se incauten de las sustancias que han sido encargadas ilícitamente en la red", asegura el informe, que destaca la inquietud de que estos productos lleguen a los jóvenes a través de las redes sociales.

Importantes países de origen de estos medicamentos falsos son Estados Unidos, China y Polonia.

La junta también alerta de que son las comunidades "fracturadas", con mayores desigualdades y menor cohesión social las que más posibilidades tienen de caer en el problema de las drogas.

"La juventud de esas comunidades debe gozar de las mismas oportunidades que se brindan a los jóvenes en la sociedad en general y tiene derecho a que se la proteja del uso indebido de drogas y la toxicomanía", concluye la Jife.

0
comentarios
Ver comentarios