Comienza el juicio en Egipto contra 43 empleados de ONG, 19 de ellos de EEUU

El Cairo, 26 feb (EFE).- El juicio en Egipto de 43 trabajadores de ONG, diecinueve de ellos estadounidenses, comenzó hoy con una sesión procedimental en la que se leyeron los cargos contra los acusados y se presentaron las partes.

La televisión estatal egipcia ofreció imágenes en directo de la vista en la que el fiscal enumeró las acusaciones contra los imputados, entre los que hay personas de distintas nacionalidades como egipcios, jordanos, serbios, alemanes y noruegos, además de estadounidenses.

Un abogado de la Defensa, Sarwat Abdelshahid, dijo a Efe que las ONG a las que pertenecen los imputados son cuatro estadounidenses -el Instituto Internacional Republicano, el Instituto Nacional Demócrata, Freedom House y el Centro Internacional para Periodistas- y la Fundación Alemana Konrad Adenauer.

Abdelshahid señaló que los acusados afrontan dos cargos: "Crear y gestionar una organización internacional sin permiso de las autoridades y recibir fondos del extranjero para llevar a cabo actividades políticas", precisó.

El letrado apuntó que treinta de los acusados, que hacen frente a penas de hasta cinco años de cárcel, se encuentran en Egipto, mientras que el resto ha abandonado el país.

Entre los primeros figura el hijo del secretario de Transportes de EEUU, Sam Lahood, responsable del Instituto Internacional Republicano en El Cairo, al que las autoridades egipcias prohibieron salir de Egipto a finales de enero pasado.

"La alegación de la fiscalía es que algunos han escapado, pero la realidad es que nunca fueron citados. Alguno estuvieron aquí por las elecciones parlamentarias y luego se marcharon normalmente", destacó el letrado de la defensa.

La televisión egipcia mostró imágenes de algunos acusados en la audiencia de hoy sentados en el interior de la jaula donde suelen acomodarse los inculpados en los juicios, aunque no precisó sus nacionalidades.

Abdelshahid, que representa a Freedom House y al Centro Internacional para Periodistas, agregó que sus clientes llevan trabajando en Egipto desde 2004 "y nunca ha habido objeciones, las autoridades sabían que estaban aquí, nadie se estaba ocultando".

En cuanto a la acusación de captar fondos extranjeros, el abogado sostuvo que "no recibieron dinero procedente de estados, sino que fueron las sedes centrales de las ONG las que enviaron el dinero", aseguró Abdelshahid, para quien "nunca" desarrollaron actividades política, tal y como está definido por la ley egipcia.

0
comentarios
Ver comentarios