Nacional

“¡A sus órdenes mi comandanta Nestora!”

Nestora Salgado recibida por la Policía Comunitaria de Olinalá.Alejandro Pacheco / SDPnoticias.com

Viste una camiseta verde con un escudo impreso. "Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Policía Comunitaria (CRAC-PC)", dice en el lado izquierdo, a la altura de su corazón.

México.- No hay plazo que no se cumpla, dirían algunos y con Nestora Salgado fue así.

Ella abandonó el Penal Femenil de Tepepan este viernes. A las 09:47 horas cruzó la puerta del penal y dio la primera bocanada de aire en libertad, arropada por los suyos, su hija y  la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero. Elegante, con una gorra negra con letras bordadas en dorado, rímel y sombras negras, labial rosa, cejas delineadas, arracadas llamativas en plata y una sonrisa pícara que hace lucir el lunar negro en la parte superior del labio.

Viste una camiseta verde con un escudo impreso. "Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias Policía Comunitaria (CRAC-PC)", dice en el lado izquierdo, a la altura de su corazón.

Tras el primer respiro, abraza a su hija, es un triunfo para ambas, que ahora muchos comparten y celebraran a gritos: ¡Liibeeertaaaad liiibeerrtaad a Nestora pooor luuuchaaar!, corean los asistentes, quienes formaron un círculo para protegerla.

El viento templado corre por sus mejillas mientras esboza una gran sonrisa, pero aún no es del todo libre, unas esposas atan sus manos.

Con calma pero emocionado un miembro de la Policía Comunitaria se acerca:  "¡A sus órdenes mi comandanta Nestora!" luego a romper el dispositivo que la mantenía con poca movilidad:  ¡¡Viiiivaaaa Neeestoraa!! Viiiivaaaa!!!

Alza las manos y grita: ¡¡Soooy libreee, Soooy Libre!!!

Nestora Salgado abandona Tepepan

Nestora Salgado recupera su libertad. Así la recibió la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero.

Posted by sdpnoticias on Friday, March 18, 2016

Abrazos, muchos abrazos, luego, recibe un rifle negro con mira telescópica, mismo que levanta en alto, mientras grita:

¡Esta es la libertad de todos ustedes compañeros, de todo el pueblo, del pueblo campesino de los campesinos logramos nosotros con esto la libertad del pueblo y vamos a seguir luchando para que no nos sigan reprimiendo.

Si es necesario esto -luego señala el arma, dos años, sin portarla- pues vamos a llegar a esto porque no vamos a dejar que nos sigan pisoteando compañeros. Me siento honrada."

Después coloca el arma visiblemente nueva, de píe a su costado izquierdo, "¡Presos pooliiiticooos Liiibeertaad!" Se escucha al fondo, mientras un hombre con canas muestra una cartulina azul: Falta Mireles.

A la ceremonia de bienvenida asistieron padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, quienes esperaron pacientemente su turno para felicitar a Nestora, pues antes recibió los honores de más de 20 elementos de la misma Policía Comunitaria quienes se colocaron a disposición de Salgado: "¡A sus órdenes mi comandanta!" dijeron varios, mientras saludaban militarmente con la mano derecha.

Luego un discurso breve de un minuto con 30 segundos: 

Sonríe, es feliz, le entregan un arreglo de flores.  Es momento para que ella y los suyos festejen.