martes 23 de julio de 2019 | 07:11
Nacional

PGR habría conocido desde el principio la tortura contra Carlos Canto, pero no actuó contra los responsables

Karina H. Barrera mar 25 jun 2019 01:37
Carlos Canto, víctima de tortura
Carlos Canto, víctima de tortura
Foto propiedad de: Tomada de video / Noticieros Televisa

La ONU documentó que Carlos Canto fue detenido a las 3 de la mañana, que lo torturaron y que lo presentaron ante un Ministerio Público hasta las 22:30 horas, es decir casi 20 horas después.

Documentos en poder del noticiero En Punto, de Televisa, revelan que dentro de la Procuraduría General de la República (PGR) se supo desde el primer momento sobre la tortura que sufrió Carlos Canto Salgado, detenido tras la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Pese a ello, nunca se hizo nada en contra de los presuntos torturadores.

Puedes leer: Noticiero En Punto presenta video que demostraría tortura a detenido por caso Ayotzinapa

Integrantes de la Policía Federal Ministerial y la Marina, los presuntos responsables

Canto Salgado, acusado de pertenecer a “Guerreros Unidos”, grupo criminal responsable de la desaparición de los normalistas, fue torturado por presuntos policías ministeriales el 22 de octubre de 2014. 

De acuerdo con un reportaje de En Punto, en esa fecha el director de la Policía Federal Ministerial de la PGR era Carlos Gómez Arrieta, quien dejó la PGR en mayo de 2015 y fue nombrado Subsecretario de Seguridad Pública de Michoacán, en 2016, pero tras la difusión del video donde se observa la tortura, renunció.

Foto: Tomada de video / Noticieros Televisa

En la grabación aparecen otros dos hombres: uno con uniforme de la Policía Ministerial Federal (PMF) y otro con uniforme camuflado.

El detenido fue presentado ante el MP casi 20 horas después de ser aprehendido

La puesta a disposición en poder del noticiero En Punto señala que Carlos Canto fue detenido por elementos de la PMF y la Marina Armada de México (Semar). Aseguraron que lo detuvieron a las 13 horas, cuando caminaba en las calles de iguala, el 22 de octubre de 2014.

En contraste, la ONU documentó que Carlos Canto fue detenido a las 3 de la mañana y no a la una de la tarde; que lo torturaron y que lo presentaron ante un Ministerio Público hasta las 22:30 horas, es decir casi 20 horas después.

Los mandos responsables de la detención fueron el policía ministerial federal Ezequiel Peña Cerda y el marino Ariel Agustín Castillo Reyes, quienes ya son investigados por la Unidad Anti Tortura de la Fiscalía General de la República (FGR).

Recomendamos: Renuncia mando involucrado en tortura de detenido por Ayotzinapa

Foto: Tomada de video / Noticieros Televisa

Médico de la Marina afirmó que el torturado se encontraba en buenas condiciones

La Marina informó a En Punto que ya investiga la posible participación de sus elementos en esta tortura y que ya contactó al marinero Ariel Agustín Castillo Reyes, quien firmó la puesta a disposición.

La Marina valoró médicamente al detenido que aparece torturado en el video. El certificado médico señala que se realizó el 22 de octubre de 2014 por el cirujano naval y teniente Héctor Rodrigo Cardoso Encino, quien señaló que Carlos Canto se apreciaba:

Inician investigaciones contra Marinos y Ministeriales

Sin embargo, 11 horas después de la detención reportada por las autoridades, médicos de la PGR notificaron a las 00:05 horas del 23 de octubre de 2014, que Carlos Canto presentaba huellas de tortura y que requería ser valorado por especialistas en traumatología y ortopedia.

Lee esto: Murillo Karam libra juicio político por Ayotzinapa

Por esto, la Unidad Antisecuestros de la Subprocuraduria eEspecializada en iInvestigación de Delincuencia Organizada (Seido), solicitó a la Visitaduría General de la PGR investigara a los ministeriales federales y marinos que participaron en la detención, ya que "presumiblemente ejercieron […] actos de violencia física”.

No se conoce las conclusiones de esa investigación, lo que es un hecho es que el policía federal ministerial, Ezequiel Peña Cerda, ahora investigado por posibles actos de tortura, era en 2014 agente federal de investigación. En 2017 fue ascendido a sub oficial y un año después, en 2018, se hizo cargo de la dirección del Área en la Unidad General de Investigación Policial, que hasta la fecha ejerce.