Jornada de violencia deja 33 muertos en dos días en Nuevo León

Jorge Domene, vocero estatal de Seguridad, informó que el aumento de los crímenes es por la guerra entre el Cártel del Golfo (CDG) y “Los Zetas”.

México.- Pese a que el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, resaltó la evolución del trabajo para fortalecer la seguridad, la ola de violencia no cesa en el estado, donde en sólo 2 días ejecutaron a 33 personas, incluyendo el jefe de Policía del Municipio de Galeana. 

El martes 12 personas fueron asesinada, pero la violencia se recrudeció ayer se cometidos 21 asesinatos, en su mayoría con extrema violencia, relacionados con la delincuencia organizada, en su mayoría con extrema violencia. 

El saldo de ayer fue de 3 mutilados en los municipios de Pesquería y Ciénega de Flores, 3 fusilados en Santa Catarina, así como 6 ejecutados en Monterrey, 3 en Escobedo, 2 en Montemorelos, 2 en Apodaca, 1 en Santiago y 1 en Juárez. 

El martes, 4 personas fueron degolladas en Salinas Victoria y Juárez, una fue descuartizada y 2 ejecutadas en Monterrey, 3 acribilladas en Guadalupe y 2 más asesinadas en Juárez. 

Jorge Domene, vocero estatal de Seguridad, informó que el aumento de los crímenes es por la guerra entre el Cártel del Golfo (CDG) y “Los Zetas”, pero no descartó que el comentario del General Sandoval haya influido en la ola violenta. 

"No descartamos que esto (la afirmación del General) pudiera tener un factor de influencia debido a que han sido agresiones directas, (pues) se han dejado algunas cartulinas o mensajes relacionados de la rencilla, guerra y violencia que ha desatado el Cártel del Golfo contra Los Zetas y viceversa", indicó. 

Los reportes policiacos señalaron que en Ciénega de Flores, Pesquería y Monterrey, los agresores dejaron narcomensajes tanto de Los Zetas como del CDG. 

Encontramos el camino para detener la inseguridad 

Pese a que las recientes ejecuciones han nutrido la ola de violencia en Nuevo León, el gobernador Rodrigo Medina resaltó la reducción en los índices delictivos en su entidad en el último año. 

“No quiere decir que hayamos terminado ni mucho menos. Al contrario, estamos en el combate, pero ya encontramos el camino. Teníamos niveles altos y debíamos demostrar que nuestra estrategia funcionaba; con hechos, no con discursos. Si bajan, ‘jala’; y si no, pues por más policías que contrates, por más que les subas el sueldo, entonces no es la correcta.” 

En entrevista con La Jornada, indicó que “en 2011 teníamos, a estas fechas, aproximadamente 70 vehículos robados al día y ahora son 28; se han bajado los índices de robo a casas habitación, a negocios; de homicidios relacionados con el crimen organizado; hemos capturado a más de 2 mil personas en un año y desarticulado también una cantidad de bandas impresionante”. 

Con tales resultados, Medina de la Cruz habla ya del modelo Nuevo León de seguridad e incluso lo propone exportable. 

Indicó que son logros, “no porque las bandas se pusieran de acuerdo o por obra y gracia del Espíritu Santo. Hay un diseño y parte de dos premisas: para tener menos delincuencia hay que producir menos delincuentes, y la segunda, cuidar a quienes nos cuidan, porque si el Estado no lo hace, los cuidará el crimen y eso ya nos pasó. A la policía le enviamos un mensaje: ‘Yo me haré cargo de ti, pero tú vas a dar la vida por mí y me vas a cuidar’. Y para que nos crean debemos hacerlo realmente”.

0
comentarios
Ver comentarios