Puebla

Personal del Hospital del Niño Poblano dice “no sé ni para qué lo traen” al padre de Brandon; casi pierde el brazo

Hospital del Niño PoblanoEspecial

Brandon Josué se lesionó tras caer a una alcantarilla sin tapa

México.- “No sé ni para qué lo traen”, respondió un médico del Hospital del Niño Poblano a un padre de familia que llevó a su hijo que casi pierde el brazo.

Brandon Josué, de 16 años años de edad, se lesionó tras caer a una alcantarilla sin tapa en la colonia Humboldt, el pasado 2 de junio y El Sol de Puebla narra la negligencia por la que atraviesa el adolescente.

Luego de que hicieron público el hecho, el 1 de septiembre los contactó una doctora que dijo llamarse Gloria Ramos y quien comentó que hablaba de parte de la “oficina del gobernador”.

De acuerdo con el mencionado rotativo, la doctora les dijo que se presentaran este miércoles 2 de septiembre a 7 de la mañana al Hospital del Niño Poblano, donde, aseguró, el adolescente sería revisado con una radiografía para conocer el estado de lesión en su brazo izquierdo.

Ya en dicho hospital, esperaron hasta las 4 de la tarde al médico ortopedista y aunque les informaron que el galeno no llegaría, finalmente sí se presentó, pero desde su vehículo en el estacionamiento del nosocomio revisó la radiografía que tomaron al menor en una Clínica de Salud Digna. 

El médico del Hospital del Niño Poblano, de quien no se proporcionó su identidad, revisó la radiografía y señaló que no podía hacerle nada por lo que no lo operaría.

El padre del menor tachó como "una completa burla" la actitud del médico, quien, señaló llegó enojado porque lo sacaron de su casa para que acudiera al hospital, y "solo para decir que si él fuera el padre, no lo operaría".

"Y al final dijo que para qué lo llevamos, que él no lo iba a operar, para después irse"Padre del menor

En tanto, agregó, una doctora del Hospital del Niño Poblano les dijo que tampoco les podía atender, ya que que las cosas estaban muy complicadas y que en el hospital las cosas estaban limitadas "y que pues ya sabíamos cómo era esto".

El padre se dijo preocupado y desesperado por la salud de su hijo, quien cayó a una alcantarilla sin tapa, que se encuentra sobre la avenida 14 oriente y calle 28 norte, la cual no vio ante la falta de alumbrado público.

Tras llevarlo a varios hospitales y centros de salud donde les negaban la atención médica por no ser derechohabiente y por la Emergencia Sanitaria por Covid-19, en un consultorio de Farmacia Similar le dijeron que el adolescente necesitaba una cirugía de manera urgente, o lo contrario perdería el brazo izquierdo.

En un escrito llevado a Casa Aguayo, el padre del adolescente pidió ayuda al gobernador Luis Miguel Barbosa pues dijo que es de escasos recursos, de oficio albañil y que ante la pandemia del coronavirus no han sido contratados.