Puerta Violeta: El oasis contra la violencia hacia las mujeres en México

escobedo puerta violeta
Protesta en Nuevo León.Gabriela Pérez / Cuartoscuro

Puerta Violeta tiene 3 niveles de atención y solo necesita un paso: Que las mujeres decidan salir del ciclo de violencia en el que viven

México.- El 28 de septiembre de 2018 nació el programa Puerta Violeta en el municipio de Escobedo, Nuevo León, para apoyar a las mujeres a tengan una vida libre de violencia a través de un grupo multidisciplinario que brinde atención integral a las víctimas. Este proyecto fue impulsado por la alcaldesa Clara Luz Flores Carrales y está integrado por tres niveles de prevención.

Su directora, la doctora Rosy Fierro Campos, explica que Puerta Violeta surgió como una iniciativa visionaria de la alcaldesa de Escobedo en conjunto con el Instituto Municipal de la Mujer, la Unidad de Atención a Víctimas y la organización civil Alternativas Pacíficas; un nuevo modelo integrado al sistema de seguridad social y justicia cívica, es decir, una unidad de multiagencias de atención para las mujeres que han sido violentadas en su entorno sentimental y familiar.

En entrevista con SDPnoticias, Fierro Campos comenta que Puerta Violeta fue el nombre coloquial para una puerta de salida a las violencias con una estructura cimentada en las tres niveles de prevención: primaria, secundaria y terciaria.

escobedo puerta violeta nuevo leon
Inicio de Puerta Violeta.Especial

¿Cómo funciona Puerta Violeta?

El primer nivel de atención es coordinado por el Instituto Municipal de la Mujer; aquí el grupo de expertos realizan conferencias, acuden a escuelas, centros comunitarios, hacen brigadas, reuniones con mujeres, pláticas de matrimonios para prevenir violencia, y en general, brindan todas las herramientas para atender conductas violentas contra las mujeres.

“Con toda esta labor pretendemos que la gente sepa dónde comienza la violencia porque mucha gente tiene naturalizadas estas conductas y no comprenden los niveles; también es una oportunidad de aperturar la comunicación entre parejas”.Rosy Fierro Campos, directora Puerta Violeta

El segundo nivel es coordinado por la Unidad de Atención a Víctimas de Escobedo; las mujeres que llegan a esta etapa son atendidas por un cuerpo colegiado de psicólogas, trabajadoras sociales y abogadas, además de policías capacitadas específicamente en atención a violencia contra las mujeres para no revictimizar.

En la tercera atención, su manejo está a cargo de la organización civil Puerta Violeta. Este nivel ofrece redes de apoyo a familiares o, en su caso, ofrece refugio al que pueden acudir mujeres con sus hijos o hijas menores de 18 años de edad. Aquí se les brinda protección, seguridad, acompañamiento con expertos y canalización con las dependencias necesarias.

¿Qué se necesita para acceder a Puerta Violeta?

Puerta Violeta es una trinomio. Tres en uno buscan que las mujeres accedan a una vida libre de violencia; pero para acceder al programa es necesario que la mujer decida salir del ciclo de violencia en el que vive y, así lo desea, denuncie o demande responsabilidades al agresor.

“Solo se necesita que la mujer decida salir del ciclo de violencia en el que esta viviendo. Puerta Violeta le va a dar atención integral, trato digno y un acompañamiento legal si ella decide demandar pensión alimentaria o denunciar cualquier tipo de violencia”Rosy Fierro Campos, directora Puerta Violeta

El modelo de Puerta Violeta es único en su tipo y solo se encuentra en el municipio de Escobedo. Actualmente existen un par de refugios donde las mujeres pasan en promedio 3 meses resguardadas, pero el tiempo depende de cada caso.

Además, en el primer nivel de atención, expertos también atienden a hombres agresores con tratamientos psicológicos en pareja, individual o colectivo; buscan que ellos comprendan la problemática de trasfondo, suceda un fortalecimiento y la restructuración familiar porque eso origina la desintegración del tejido social, según contó la directora de Puerta Violeta.

¿Cuáles han sido los resultados de Puerta Violeta?

La doctora Rosy Fierro Campos agregó que como parte de los resultados del programa a más de dos años de su implementación, es la generación de una cultura de denuncia, mujeres más seguras y con certeza de que tendrán un verdadero acompañamiento y saben que “no se van a quedar en una silla sentada, no les vamos a decir que regresen después, la atención es inmediata”.

Durante este periodo de tiempo, las mujeres atendidas en el primer nivel suman 3 mil 050; en la segunda prevención, 3 mil 558 mujeres recibieron apoyo y a los refugios de Puerta Violeta han acudido 3 mil 942 mujeres para recibir la atención que necesitan.

Sobre el futuro de Puerta Violeta, aunque la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero reconoció el proyecto y lo lanzó a nivel nacional para replicar su modelo, es responsabilidad de los gobiernos estatales y municipales su implementación y permanencia. Hasta ahora, el programa ha recibido visitas de autoridades de Chiapas, Oaxaca, CDMX, Edomex, Zacatecas y otros municipios de Nuevo León.

0
comentarios
Ver comentarios