Nuevo León

Anuncia regreso de ‘Open House Monterrey’

La edición anterior de Monterrey Open House fue un éxitosdpnoticias

Monterrey es una ciudad hambrienta de salir a las calles y opinar, conocer, descubrir...

Porque durante la primavera del 2015 lograron el éxito, y porque la Sultana del Norte “crece todos los días para arriba y para los lados”, “Open House Monterrey” vuelve a la Ciudad de las Montañas en este 2016.

En entrevista exclusiva para sdpnoticias.com Daniel Fernández, miembro de la Mesa Directiva del Evento explicó que “Open House” se trata de “un festival que nos permite descubrir edificios y espacios a los que tal vez nunca hubiéramos podido entrar en nuestras vidas”.

SDP.- Este, es el segundo año consecutivo que lo celebran en Monterrey... ¿Por qué Monterrey? ¿Por qué no otra ciudad en México?

Daniel Fernández.- Así es, estamos por arrancar la segunda edición del festival, después de un buen recibimiento en la ciudad de Monterrey creo que estamos para quedarnos y hacer una nueva tradición. No descartamos ir a otras ciudades de México, por ahora hicimos una prueba piloto en Monterrey y nos ha funcionado bastante bien...

SDP.- ¿Cómo les fue con el evento de la primavera del 2015? ¿Se sienten satisfechos?

DF.- Monterrey es una ciudad hambrienta de salir a las calles y opinar, conocer, descubrir, caminar y todas esas actividades que se ven algo amenazadas con la forma de la ciudad… Si, (el del año pasado) fue un evento chico pero salió muy bien, creemos más en la calidad que en la cantidad. Queremos hacer cosas grandiosas, no necesariamente grandotas

SDP.- ¿La respuesta del público fue la esperada para que tengan esta segunda edición?

DF.- Claro, tuvimos 3200 asistentes y 41 edificios, un número muy aceptable tomando en cuenta que era la primera edición, muy poca gente sabía de lo que se trataba y acabó siendo una grata sorpresa para todos...

SDP.- ¿No batallaron para conseguir anfitriones... Esa gente que les abrió las puertas de sus casas y de sus propiedades?

DF.- Sí, seguimos batallando, es todo un tema lograr que alguien le abra las puertas de su casa a extraños. Son ideas que para muchos resultan muy locas, pero poco a poco vamos abriendo grandiosas obras que nos van haciendo un nombre y despertando la curiosidad y confianza entre visitantes y residentes. Es contra lo que luchamos todos los días en el equipo, esas ideas conservadoras de lo mío y lo tuyo, para pasar a lo nuestro, que es la ciudad...

SDP.- Ustedes como expertos, a un año de distancia, ¿cómo ven la evolución arquitectónica y urbana de la Capital del Estado? ¿Todo sigue igual? ¿Ha crecido Monterrey? ¿Qué piensan de proyectos como “Pabellón M”?

DF.- Creo que se están haciendo cosas muy buenas, que aportan a la ciudad, cada quien desde su trinchera y en base a sus posibilidades, desde proyectos de vivienda social y de intervención urbana como es el caso “Santa Elena” en San Pedro o el “Centro Comunitario San Bernabé”. También se están planeando cosas pésimas como pensar en un estadio en medio del río Santa Catarina, los segundos pisos y otras locuras que hablan más de hacerlo vistoso que hacerlo bien. Monterrey crece y crece, para arriba y hacia los lados. Creo que Pabellón M en específico detonará el centro de una manera interesante sin embargo creo que la vivienda es básica para el centro, no podemos llenarlo de oficinas y museos porque no habrá quien lo cuide en las noches, la vivienda es la clave del éxito en la regeneración de cualquier zona.

SDP.- ¿Cuáles son los puntos que hacen brillar a Monterrey como verdadera Sultana del Norte? ¿En qué nos distinguimos a un lado de ciudades como Torreón, Saltillo, Juárez, Tijuana, Etcétera? Esto arquitectónicamente hablando...

DF.- La gente, el espíritu de la gente. La arquitectura es sólo el reflejo de ello. Sin soñadores y emprendedores como los que tiene Monterrey, definitivamente la ciudad sería una más en el norte de México.  La calidad de sus arquitectos obviamente ha mejorado y creo que hay propuestas de arquitectura joven que hace unos 25 años no veíamos.

SDP.- ¿Las universidades han jugado un buen papel en “Open House...”?

DF.- Sí, mucho. Sin las universidades no seríamos nada. La mayoría de nuestros voluntarios y organizadores estudian o trabajan en las principales universidades de Monterrey.

SDP.- ¿Y cuándo arranca el evento?

DF.- El evento arranca el 22 de abril por la noche con un panel sobre movilidad en Monterrey en “Pabellón M” precisamente. Este es el evento inaugural, un poco “formal” donde arrancamos las actividades del festival. Ahí tendremos de panelistas a Jorge Arrambide de Metrorrey, María Elosúa Regidora de San Pedro y ex directora del Implan, Juan Ignacio Barragán quien ha colaborado en altos cargos en lo público y lo privado, David Pulido del “Pueblo Bicicletero”, representando a los activistas que se la parten en el día a día por mejorar las condiciones y opciones de esta ciudad y finalmente Alvaro Govela de UBER, que es este nuevo jugador que entró con fuerza a tomar un lugar entre las opciones que tenemos para movernos en esta urbe. Luego durante el sábado 23  y domingo 24 habrán visitas por 50 edificios de la ciudad de todos tipos para los cuales hay que registrarse a partir del 5 de abril en nuestro sitio www.openhousemonterrey.org.

SDP.- ¿Precisamente cuál es la intención de que participe Uber?

DF.- Tratamos de ser lo más objetivo posible nuestro evento, sabemos que hay muchas diferentes opiniones y que si solo invitamos a “los de siempre” el aprendizaje será menor. Uber es una innovación al transporte, hay quienes están a favor y quienes en contra, nosotros solo les damos el espacio para discutirlo con nuestro evento. Al igual que los panelistas son diversos, los edificios son diversos, los organizadores somos diversos, al final esto es una ciudad y debe haber espacio para todos.

SDP.-  Ya por último, sobre ese punto el de la vialidad... ¿cómo andamos en Monterrey, a tu consideración?

DF.- Vamos avanzando, es una ciudad que se transforma rápidamente y que no podemos quedarnos sentados a ver como suceden las cosas. Es una ciudad de gente que actúa y no se queda mirando la vida pasar, más bien es una ciudad a la que se le pasa la vida por trabajar demás. Debemos encontrar el balance de las cosas, dar el espacio a la gente y la gente debe luchar por el espacio. el espacio que le pertenece...