Edomex

Detienen a mujer por matar a su hija de 3 meses en el Edomex

Fabiola "N"Fiscalía General de Justicia Edomex

Fabiola "N" es acusada de homicidio en agravio de su hija menor de 3 meses de edad, en Tultitlán.

México.- Fabiola “N”, mujer acusada por presuntamente matar a su hija de 3 meses de edad en Tultitlán, Estado de México (Edomex) fue detenida por autoridades mexiquenses.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México explicó en un comunicado que se cumplimentó una orden de aprehensión en contra de Fabiola, la cual fue ingresada al Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Tlalnepantla, para quedar a disposición de un juez.

La detención se dio por una indagatoria iniciada por la fiscalía del Estado de México, luego de que el 22 de diciembre se conociera la muerte de una menor de 3 meses de edad por traumatismo craneoencefálico, en el Hospital General de Tultitlán.

La menor de edad fue ingresada al hospital por haber sufrido una caída mientras se encontraba en el cuidado de sus padres, en una casa de la Unidad Morelos, Tercera Sección, del municipio referido.

Tras las indagatorias la Fiscalía estableció la probable responsabilidad de la mamá en el incidente. También se determinó que la menor de edad era maltratada, pues presentaba el síndrome de kempe.

Con todo esto, el Ministerio Público peticionó a un juez librar la orden de aprehensión contra Fabiola “N”, la cual fue cumplimentada este 28 de diciembre.

Diputados aprueban penar el castigo corporal de padres a hijos

Hace unas semanas, la Cámara de Diputados aprobó con 446 votos a favor modificaciones a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, además del Código Civil Federal, para penar el castigo corporal contra menores de edad.

Con la reforma se prohibe el uso de chanclazos, nalgadas, jalones de pelo, cachetadas, pellizcos y otras manifestaciones de violencia física en contra de niñas y niños.

La ley establecerá que cualquier persona que ejerza tutoría y patria potestad del menor de edad no deberá incurrir bajo ninguna circunstancia en el castigo corporal, psicológico o humillante como forma de corrección.

Esto pretende eliminar la violencia y el maltrato infantil.