CDMX

Cierra sus puertas Sir Winston Churchill, uno de los restaurantes más famosos de CDMX

Sir Winston ChurchillGoogle Maps

El famoso restaurante de comida británica fue por décadas uno de los más famosos en la zona de Polanco, en el poniente de la capital.

México.- El restaurante Sir Winston Churchill, uno de los más famosos de la capital del país, estaría a punto de anunciar su cierre definitivo luego de casi medio siglo de historia, de acuerdo con una nota de El Universal que cita a gente cercana a los dueños del local.

El local especializado en comida británica abrió sus puestas en 1972 en una casona de estilo Tudor ubicada sobre el Periférico a la altura de Polanco, una de las zonas más exclusivas de Ciudad de México.

Debido a su ubicación, por varias décadas fue utilizado por políticos para llevar a cabo sus reuniones, y en sus salones se realizaron cientos cientos de eventos.

Algunos de sus platillos más recordados eran el roas beef con Yorkshire pudding, el filete Wellington y su estofado de jabalí.

Hasta este momento no se ha confirmado el cierre del local ni por parte de la gerencia ni a través de redes sociales.

Sin embargo, diversas versiones apuntan a que en los últimos meses había atravesado por dificultades económicas, las cuales se habrían agravado por el cierre de restaurantes ordenado por las autoridades sanitarias como parte de la Jornada Nacional de Sana Distancia para disminuir los casos de Covid-19.

Advierten cierre de 30 mil restaurantes por contingencia

La Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) estima que más de 30 mil restaurantes cerrarán sus puertas de manera definitiva por la pandemia de coronavirus.

Francisco Fernández, presidente del organismo empresarial, señaló que la industria sufrirá una caída nunca antes vista por las medias de confinamiento y distanciamiento necesarias para combatir al virus, lo que significará la pérdida de unos 100 mil empleos, como mínimo.

En estos momentos, advirtió, solo están abiertos 20 por ciento de los restaurantes del país y sólo pueden ofrecer servicio para llevar, lo que ha mermado sus ganancias.

En medio de esta contingencia, el Gobierno de la Ciudad de México y la Canirac realizaron una campaña para posponer este año la celebración del Día de las Madres (el día que más ventas representa para el sector) al 10 de julio, cuando haya pasado lo peor de la epidemia.