CDMX

Sin cantos ni saludo de paz: Así será la nueva normalidad para las iglesias en CDMX

Basílica de GuadalupeMoisés Pablo / Cuartoscuro

Además los sacerdotes deberán usar cubrebocas y darán la comunión en la mano

México.- Sin cantos, sacerdotes con cubrebocas y bautizo sin función directa del aceite, son algunas de las medidas que iglesias de la CDMX deberán realizar en la nueva normalidad para evitar contagios de Covid-19.

La Arquidiócesis Primada de México dijo en un boletín el 14 de julio que, de acuerdo a lo que les han dicho las autoridades de la Ciudad de México, se tiene previsto que el próximo lunes 20 de julio puedan volver a ofrecer servicio, en caso de que la ciudad pase a Semáforo Alerta Covid-19 amarillo.

El obispo auxiliar de la CDMX, Salvador González, contó en entrevista a Noticieros Televisa las medidas que están preparando para la nueva normalidad en misas, bautizos y hasta bodas.

Están serán las reglas que sacerdotes y creyentes deberán de realizar si asisten a iglesias:

  • Padres y público deberán usar cubrebocas.

  • Toma de temperatura, usar alcohol gel y pasar por el tapete desinfectante antes entrar.

  • No habrá cantos.

  • No habrá saludo de paz.

  • Habrá marcas para indicar la sana distancia.

  • Bautizados recibirán la unción con isopo.

  • Acceso restringido.

  • Sacerdotes deberán hacerse pruebas de Covid-19. En caso de que alguien dé positivo, la personas deberá tomar cuarentena, tener seguimiento médico y la iglesia que atiende deberá ser cerrada hasta que las autoridades lo indiquen.

  • Cuando haya celebraciones multitudinarias (como los 28 de cada mes para celebrar a San Hipólito) en templos grandes (Basílica de Guadalupe, templo de san Hipólito, Catedral Metropolitana) el acceso será controlado por autoridades clericales y de seguridad, y sólo podrán estar media hora.

Antes de la fecha prevista para reabrir, autoridades capitalinas han visitado las iglesias para verificar que proporcionen las medidas para evitar contagios.

La jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, informó que el 17 de julio se cumplirán dos semanas del semáforo naranja, por lo que se deberá analizar si los contagios y hospitalizaciones han bajado, en caso de que sí, la capital podrá pasar a amarillo e ir reabriendo las actividades paulatinamente. En caso de seguir igual, se tomarán las misma que se tienen en este momento.