lunes 24 de junio de 2019 | 09:43
Geek

Camino a Avengers: Endgame; Thor

Pablo López lun 22 abr 2019 19:06
Thor
Thor
Foto propiedad de: Marvel/Disney

El hijo de Odin es el más afectado por la derrota.

En esta tercera entrega del recuento de los Vengadores originales, es turno de ver a Thor, el cual sería el más afectado por la derrota en Infinity War; pues desde antes de la gran batalle, tenía algo personaje en contra de Thanos. Veamos como llegó hasta ese momento.

Puedes leer: Camino a Avengers: Endgame; Capitán América

Thor, hijo de Odin, vivía sin preocupaciones en Asgard, hogar de los dioses nórdicos, esperando a tomar el lugar de su padre como el supremo líder del lugar. Sin embargo, su arrogancia y una jugada de su hermano Loki (quien buscaba hacerse con el poder trono de Asgard) lo mandaron al exilio a la Tierra, además de perder el poder divino otorgado por el Mjolnir, su martillo, hasta que fuera digno de retomar su lugar entre los dioses. Fue aquí donde conoció a Jane Foster, una investigadora quien estaba probando su teoría de los agujeros de gusano y los diferentes universo que podrían coexistir en la realidad.

El nórdico entablo una amistad que se convirtió en romance con Foster; sin embargo, la paz del lugar donde estaba se vio afectada por la llegada del Destructor, una armadura con vida propia enviada por Loki para acabar con su hermano. El hecho de enfrentarla sin armas o poderes le devolvió su estatus divino y le ayudó a derrotar a su enemigo; así, con sus habilidades restauradas se dirigió a Asgard donde derrotó a su hermano y restauró el orden. No obstante, parecía que Loki había muerto al caer del Puente Arcoiris que une los diversos mundos con Asgard.

Loki vive y los Vengadores unidos

Thor permaneció en Asgard hasta que se enteró del regreso de su hermano, quien estaba causando destrozos en la Tierra, así que sin invitación previa (Thor fue el único que nunca fue reclutado por Fury o Stark para la Iniciativa Vengadores), el Dios del Trueno confrontó al Capitán América y Iron Man con el fin de llevarse a Loki de regreso a casa. Esto derivó en una pelea que fue aprovechada por el villano para escapar durante un breve momento; no obstante, fue recapturado aunque todo era parte de su plan.

Los dos dioses fueron llevados al Helicarrier de SHIELD, donde uno fue encerrado y el otro forzado a convivir con el resto de los héroes; sintiendo una especial animadversión por Hulk en un inicio, al cual enfrentó, lo que derivó en una crisis que puso a Loki en libertad. Ante esto, decidió hacer a un lado su ego y cooperar con sus nuevos compañeros para detener a su hermano y acabar con la invasión Chitauri en Nueva York. Siendo su poder extremo de vital importancia para contener a los soldados y sus naves vivientes.

Los Vengadores lograron derrotar al Dios del Engaño, quien fue puesto bajo custodia de Thor, llevándolo de regreso a Asgard junto al Tesaracto. Sin embargo, eso derivaría en otra crisis para la Tierra y el pueblo asgardiano.

La llegada de Malekith

Con la llegada de la convergencia (la alineación de todos los mundos), se presentaron una serie de fenómenos que abrieron portales en todos los reinos. Jane Foster se dirige a uno en la Tierra, mismo que la transporta a una dimensión desconocida donde se infecta con el Eter. Thor acude en su ayuda sólo para enterarse de que el "virus" que porta desatará el fin de los mundos, la muestra de ello es que, sin querer ha liberado al elfo obscuro Malekith. Este último emprende una cruzada en contra de Asgard que termina con la muerte de Freya madre de Thor, y la única persona que Loki quería en el mundo.

Recomendamos: ¿De qué trata la historia de Malekith, el maldito, en el comic de Thor?

Ante esto, los hermanos hacen una alianza; Loki engaña a Malekith para que extraiga el Eter de Foster, mientras Thor se disponía a destruir la sustancia; lamentablemente el plan no resulta como lo planeado, por lo que el Dios del Engaño es herido de muerte. El vengador jura venganza y se dirige a la Tierra para enfrentar al elfo; después de una larga batalla y gracias a la ayuda de Foster y sus amigos, logran mandar al villano de regreso a su propia dimensión, donde es aplastado por su propia nave destruida.

Thor regresa a Asgard para informar de lo sucedido y rechaza el Trono de Asgard, regresando a la Tierra con su amada Jane Foster. Sin embargo, lo que no sabía era que Loki no murió y ahora era el rey, usurpando el lugar de su padre.

La batalla con Ultron y el regreso a Asgard

Durante su tiempo en la Tierra fue parte importante de Los Vengadores, ayudando en varias misiones, incluyendo la batalla en contra de Ultron, el robot viviente creado por Stark y Bruce Banner; además de ser quien dio el golpe final a Sokovia, previniendo que su caída acabara con toda la vida en la Tierra; y dio vida a Vision, el ser mitad sintético, mitad orgánico. No obstante, durante el conflicto con el ente artificial se apartó de sus compañeros de equipo para despejar una duda que tenía acerca de su lugar de nacimiento, Asgard; así, junto al doctor Erik Selvig, se dirigió a una cueva donde tuvo una visión del Ragnarok, por lo que al derrotar a Ultron regreso a su casa.

Ahí se enteró de la farsa de Loki y le pidió que lo llevara con su padre. Curiosamente este fue escondido en la Tierra, aunque no estaba en el lugar que se suponía, el Dios del Engaño lo había dejado; después de tener la ayuda de Doctor Strange, pudieron localizar a Odin, sólo para enterarse que este iba a morir pronto y que los dos se tendrían que enfrentar a Hela, su hermana que había sido encerrada por años para prevenir su maldad.

Tal y como lo predijo el Padre de Todo, Hela hizo su aparición derrotando sin mucho esfuerzo a los hermanos; mandándolos de paso a Sakaar, el hogar del Gran Maestro donde se mantendrían cautivos, Loki dentro del palacio, Thor como parte del coliseo; donde encontró a Hulk, quien había desaparecido de la faz de la Tierra. Además de encontrar a Valkiria, la última guerrera legendaria de Asgard, la cual sufrió la pérdida de sus amigas en la anterior aparición de Hela.

Lee esto: Marvel Comics nombra a Jane Foster como la nueva Valkyrie

El Ragnarok y la Guerra del Infinito

Ya todo el equipo unido, se dirigieron a Asgard para derrotar a Hela; si bien esta los superaba en fuerza y habilidades, Thor logró invocar el poder del rayo sin necesidad del Mjolnir que había sido destruido por su hermana. Aún así no tenía el poder para acabar con ella; haciendo el máximo sacrificio, evacuó a todos los asgardianos y libero a Surtur, el demonio de fuego, para que provocara el Ragnarok y de paso terminara con la vida de la villana.

A partir de ese momento se dedicó a vagar por el espacio al lado de los asgardianos, Valkiria, Hulk y Loki. Eso no duraría mucho, pues su nave fue interceptada por Thanos y su Black Order; que mató a todos los tripulantes con el fin de encontrar el Tesaracto que fue robado por Loki de la boveda de Asgard. A pesar de sus intentos, el titan mató a su hermano frente a sus ojos, lo que derivó en una furia extrema, la cual fue ignorada cuando Thanos destruyó lo que quedaba de la nave.

Afortunadamente fue hallado por los Guardianes de la Galaxia. Rocket Raccoon y Groot lo ayudaron a llegar a la Fragua, donde el enano Eitri forjará la Stormbreaker, un arma capaz de matar a Thanos; para ello, el Dios nórdico arriesgará su vida para reactivar una estrella muerta, así como las máquinas del herrero. Con su nueva hacha, Thor llega a la Tierra para ayudar en la defensa de Wakanda y acabar con Thanos; logrando herir severamente al titan, lamentablemente no le da en ningún órgano vital lo que le permite al villano levar a cabo su eugenesia al chasquear los dedos. Esto parece que lo afecta en demasía, pues estuvo a nada de evitar la desgracia; pero un error de cálculo provocó que la mitad de la población universal fuera exterminada.