18 de septiembre de 2021 | 16:09
Estilo de vida

¿Qué es la trombosis?

La trombosis venosa suele ser provocada por una vida sedentaria y suele desarrollarse tanto en los muslos como en las piernas
Imagen ilustrativa
Compartir en

La trombosis es un mal que suele aquejar a varias personas, usualmente se localiza en piernas y muslos, pero: ¿qué es exactamente?

El tema saltó a la conversación pública luego de que el actor Juan Pablo Medina fuera internado por trombosis.

La trombosis venosa profunda (TVP) es un coágulo sanguíneo que se forma en una vena profunda en el cuerpo.

La trombosis puede desencadenar problemas graves en la salud del paciente que llegarían hasta los pulmones, mejor conocido como una embolia pulmonar; un infarto e incluso un derrame cerebral.

¿Cómo se manifiesta la trombosis?

La trombosis venosa suele derivarse de la poca actividad física o permanecer sentado por mucho tiempo.

También cierto tipo de medicinas pueden ayudar a desarrollar la trombosis venosa con riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos.

Los síntomas más común para una trombosis venosa son:

  • Calor y dolor por encima de la vena
  • Dolor o inflamación en la parte del cuerpo afectada
  • Enrojecimiento de la piel

¿Qué tan grave es la trombosis?

El mayor riesgo que supone la trombosis es que el coágulo formado se desprenda y viaje hasta los pulmones, provocando una embolia pulmonar.

No obstante, la trombosis no es una enfermedad grave si es detectada a tiempo y se trata debidamente.

¿Qué hacer en caso de una trombosis?

Lo primero que se recomienda es visitar a un médico que pueda diagnosticar y recomendar un tratamiento para la trombosis.

Usualmente se suelen mandar anticoagulantes que, aunque no disuelven los coágulos ayudan a que estos sean más grandes y previenen el desarrollo de futuros.

Existen anticoagulantes inyectables o en tableta, dependerá de la consideración del médico y de la gravedad de la misma trombosis que se presente.

También existen unos medicamentos llamados trombolíticos que disuelven los coágulos y que se recetan en caso de padecer una trombosis grave o una embolia pulmonar.

Incluso si los otros medicamentos o tratamientos no están funcionando para tratar la trombosis venosa pulmonar.

En caso de que el paciente no pueda recibir algún anticoagulante, es posible que se introduzca un filtro en una vena grande del abdomen: la vena cava.

Este filtro evitará que los coágulos se liberen y se alojen en los pulmones, provocando una complicación en la trombosis.

También las medias de compresión son recomendadas para reducir las probabilidades de que la sangre se acumule y se coagule; también ayuda a prevenir la hinchazón provocada por la trombosis.

Sin embargo, sólo un especialista puede diagnosticar y dar el mejor tratamiento para una persona con tendencia a una trombosis venosa pulmonar.

¿Cómo se detecta la trombosis venosa?

La manera más efectiva de detectar una trombosis es por medio de una ecografía dúplex que es una prueba que utiliza ondas de sonido para generar imágenes para observar el flujo de sangre en las venas.

También es capaz de detectar bloqueos o coágulos en venas profundas, siendo este el método estándar para diagnosticar y detectar la trombosis.