Lourdes Ambriz y Jesús Echevarría triunfan en festival internacional de BCS

Lourdes Ambriz yJesús Echevarría triunfan en festival internacional de BCS
En su tercera noche, el Festival Internacional de Música de Concierto de La Paz 2015 consiguió otro lleno total.

En su tercera noche, el Festival Internacional de Música de Concierto de La Paz 2015 consiguió otro lleno total.

La Paz (BCS). Por tercera ocasión consecutiva  Sala de Conciertos La Paz, presentó un lleno total. Y nuevamente, se realizaron transmisiones por la vía de la Radio y la Interne a fin de que el numeroso público que deseaba participar del concierto  de Lourdes Ambriz (soprano) y, Jesús Echevarría (Autor de estas obras e intérprete de Jarana y Guitarra) pudieran seguirlos algunos desde hospitales, centros de reclusión o desde sus casas, por situación de enfermedad, reclusión o discapacidad.

Los artistas,  triunfan al ofertar al público una de sus propuestas más exitosas en estreno en esta ciudad: Fragmentos de la Suite Huasteca y Canasta de Frutas Mexicanas.

Y, nuevamente presidieron la Presentación Artística la señora, Gabriela Velázquez Dipp, presidente del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia ( SEDIF) y el director del Instituto Sudcaliforniano de Cultura, Christopher Alexter  Amador Cervantes.

En una co-producción ejecutiva cuya idea original se sostiene en la fundación de este festival del promotor cultural José Guadalupe Ojeda Aguilar con la dirección artística del Mtro. Józef Olechowski, a quien esta misma noche se le inscribió en las efemérides Sudcalifornianas por el especialista en Historia el Cronista Moisés Coronado.

El homenaje ocurrió al final del concierto, por haber escrito la obra: Suite La Paz, para violín y piano que dedicó hace un año a nuestra ciudad y que ahora se suma a la discografía de asuntos musicales de la región.

A la Sala repleta más allá de su capacidad, hubo que añadírsele sillas adicionales ? exceptuando las salidas de emergencia-  y una pantalla en el  vestíbulo con sillería para quienes deseaban seguir la función desde este espacio.

En su participación el productor general José Guadalupe Ojeda Aguilar explicó a los asistentes, la distribución geográfica de las Huastecas en México, las variables de su música, y las características de la música a escuchar.  Especialmente porque se trata de obras que: ?incorporan las intrincadas líneas rítmicas y melódicas del son huasteco, tratadas de manera sublime en un afortunado reencuentro del barroco consigo mismo. Por una parte evoca las estructuras, texturas contrapuntísticas e instrumentaciones al estilo del siglo XVII, mientras que la jarana se hace presente, como recuerdo latente de la guitarra barroca que le dieran origen, al lado de temas y versos propios de la tradición huasteca, de los estados de San Luis Potosí, Tamaulipas y Querétaro entre otros estados de la República?.

Una extraordinaria Lourdes Ambriz mantuvo cautivó a su público incluso, cantando con ella algunos fragmentos de los sones huastecos, mientras hacía en ocasiones segunda voz el compositor de la obra: Jesús Echavarría.

La numerosa asistencia  nacional y extranjera que se dio cita, el que siguió la transmisión por radio y la televisión de Internet tuvo acceso a estos repertorios no obstante que no forman parte de nuestros  repertorios más cotidianos como ocurriría por ejemplo, en San Luis Potosí, Tamaulipas, Querétaro, Hidalgo o Veracruz.

La primera parte del concierto constó de  fragmentos de la suite Huasteca, seguida de dos canciones de Echavarría en formato de Huapango.

La segunda, la presentación estelar como  estreno en Baja California Sur, de la Canasta de Frutas Mexicanas. Lourdes Ambriz, posee dos cualidades para esta obra las vocales ? que ya se sabe le han valido considerarse como una cantante emblemática de la ópera nacional-  y las histriónicas.

Muy probablemente conozca los sabores, disfrute y deleite que producen esas frutas porque eso transmitía. La gracia de un baile no muy elaborado pero suficiente para dar la sensación de la alegría de esta fiesta de sonidos, colores, sabores, texturas no solo evocativas de las frutas sino de la música que las inspiró.

Los textos son de extraordinaria factura  poética, y,  por fortuna se encuentran en el mercado en una obra que se hace ilustrar con la famosa Vendedora de Frutas de Olga Costa.

Al final las personas que concurrieron hicieron cesar ?la agonía de los productores? Sylvia Rittner, Ojeda Aguilar y el director musical: Józef Olechowski,  esa que siempre tiende a despertarse cuando se incursiona en géneros musicales a los que el público local no está acostumbrado.

Como comentamos, por tercera, ocasión la presidente del SEDIF ( Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia) se hizo presente y la acompañó también como hasta ahora lo ha hecho el director del Instituto Sudcaliforniano de Cultura, no en calidad de funcionarios o en funciones honoríficas como las de la ella, sino como púbico.

En realidad destacarlo, no es por razones políticas sino de sensibilidad, porque  la primera cuenta con una especialidad en Historia del Arte y se toma muy seriamente el apoyo a la música y a las artes visuales, una mujer que sabe que el arte y la cultura no son accesorios, ni un gasto como ella misma lo declaró sino una sólida, útil y productiva inversión.

De hecho está trabajando apenas en dos meses de su arribo a la actividad honorífica del SEDIF en la creación de cine comunitario, una orquesta sinfónica y salas de lectura en lugares denominados ?polígonos del delito?, por su parte el director del Instituto es un prestigiado poeta al que le motivaban no solo la música sino la construcción poética de las décimas que dieron lugar al sostén de esta obra contemporánea de gran valía.

Los músicos: ofrecieron ese especial toque de maestría y sensación de música clásica barroca que requiere la partitura: el toque de maestría el ruso Vladimir Sagaydo, el polaco Sebastian Kwapisz, el ucraniano Pavel Koulikov y el estadounidense Matthew Schubring.

Y la verdad sea dicha, no pudieron estar mejor;  aunque nunca habían tocado esta obra, y es que no se puede esperar otra cosa de estos profesionales.

Así fue esta noche de triunfo y consolidación de Jesús Echevarría y de la extraordinaria soprano Lourdes Ambriz, quien matiza, comunica, se extiende vocalmente y bailó e hizo bailar a los asistentes con su Canasta de Frutas Mexicanas, para voz, guitarra, jarana y cuarteto de cuerdas, de México para el Mundo.

Para hoy el festival ha preparado: Ragás de la India y Música Klezmer la música Judía de la Europa del este.

0
comentarios
Ver comentarios