Sorprendente

Mata a un cachorro lanzándolo desde quinto piso

Imagen ilustrativaAustin Kirk / Unsplash

La acusada dijo que lo aventó sin razón, pero no tenía intención de matarlo.

Un triste caso de maltrato animal ha sido reportado por medios locales de Perú, luego de que una mujer matara a sangre fría a un cachorro en el distrito de San Martín de Porres. De acuerdo con el testimonio de los vecinos, la acusada identificada como Laydi Cenepo lanzó al perro desde lo alto de un edificio. 

A pesar de que Cenepo aceptó haber cometido el crimen, dijo que no tenía intención alguna de quitarle la vida al animal y que nunca lo volverá a hacer porque “simplemente pasó”. 

Puedes leer: Lanzan a perritos callejeros desde un piso 2 del Centro Histórico y matan a uno

Según relató las misma implicada, el can entró al quinto piso del edificio en donde ella vive luego de que alguien dejara abierta la puerta y ella, al verlo caminar por el lugar, lo tomó en sus manos y lo dejó caer al vació hacia la calle afuera del edificio. 

Los testigos afirman que antes de caer el animal trató de aferrarse a un cable, pero no tuvo éxito y terminó chocando contra el pavimento, tras lo que se quejó un par de veces, corrió a refugiarse debajo de un auto y luego murió

Recomendamos: Perrito herido pide ayuda en farmacia y su agradecimiento conmueve al mundo

Al momento, la gente acudió a alertar a las autoridades, pero según indican medios locales, estas no emprendieron acciones para castigar a la acusada por maltrato animal. 

No todo está mal en el mundo

Aunque efectivamente hay muchas gente en el mundo que aún no comprende la importancia de cuidar y respetar a los animales y no se tientan el corazón al lastimarlos, también existen personas dispuestas a trabajar y esforzarse para que estos seres indefensos tengan una vida mejor. 

Lee esto: Anciano pide ayuda para su perro enfermo en un hospital de humanos; los médicos lo atienden

Un ejemplo claro de lo importante que es darle una vida digna con los pelitos que nos acompañan, lo da cada día pareja de dos adultos mayores que para sostenerse venden dulces en las calles del centro de la Ciudad de México, pero el hecho de que sus ingresos son pocos, no dudan en compartirlos con su perrito.