“And if I only could

I'd make a deal with God

And I'd get him to swap our places

Be running up that road

Be running up that hill

Be running up that building

See, if I only could, oh

You don't want to hurt me

But see how deep the bullet lies
Unaware I'm tearing you asunder

Oh, there is thunder in our hearts

Is there so much hate for the ones we love?

Tell me, we both matter, don’t we?

KATE BUSH, ‘Running Up That Hill’

Perseguir es lo de hoy

La política es un mundo alterno; nada es lo que parece —ni lo que se dice—, al igual que en la ya famosa serie de Netflix.

El abrir carpetas de investigación en contra de Alito Moreno (presidente del PRI) y Enrique Peña Nieto (ex presidente de México emanado del Tricolor) no es en un afán de justicia ni de la búsqueda de la verdad. Hay persecución política del gobierno ejercida en contra de ambos personajes y de quien se ponga en su camino. Y obtener el Estado de México es la primera escala.

Política basada en el revanchismo, el resentimiento, la amenaza y la intimidación. Persecución de políticos, organizaciones sociales, investigadores, religiosos, doctores y uno que otro periodista; defenestración de todo aquel que ose expresar un desacuerdo o una falla en la “ideología” que el gobierno busca imponer.

Todos los expresidentes

La UIF pidió a los bancos y agentes financieros varios datos de todos los expresidentes, además de los de Peña Nieto. Familiares y asociaciones también.

Olvidan confesarle al público que, una vez pasados 10 años de la posible comisión de un delito, estos prescriben (estos De los que se les imputan en específico). Se entiende, que tofo esto se trata de una persecución política para crear un espectáculo.Hacer que parezca que se busca justicia, cuando solo se trata de INTIMIDAR.

Serán exhibidos y sus fortunas, así como las crecientes suspicacias de la gente, se utilizarán para dinamitar la frágil alianza opositora hacia el 2023 y 2024. No importa que legal y jurídicamente, esto sea tan solo un triste espectáculo. Si tanto interés tenían (real y pensando en ejercer justicia) hubieran empezado a denunciarlos y procesarlos en el mismo 2018, pero esto tiene un fin diferente. “Mi fuerte no es la venganza”, dice el presidente. Efectivamente, su fuerte es la persecución mediática con fines electorales.

¿Como cuánto cuesta el Estado de México?

Dado el ruido fomentado por el gobierno federal, la respuesta es: un Alito Moreno, un Peña Nieto y un Colosio. En el camino, también puede que sea la gubernatura de Campeche en manos de Layda Sansores. Además de la alianza de la oposición la cual se dinamita a diario.

Ni falta hace; la oposición en México está tan perdida (spoiler de la última temporada de Stranger Things) que recuerda a la escena aquella donde los guardias están en la cárcel de Siberia y se enfrentan al demogorgon en una arena cerrada. Los demogorgons de la 4T están listos para comerse a la oposición, sin que esta última sepa de donde viene el golpe.

Por si fuera poco, en el caso de Alito, el gobierno federal usó su cuenta de Twitter para dar a conocer que la FGR lo acusaba de cinco delitos. Dicha publicación fue retirada minutos más tarde, pero con ello, además de confirmar que hay una carpeta en contra del exgobernador de Campeche (que ya se arruinó por haber violentando el debido proceso en detrimento de Alito, se comprueba que la autonomía de la Fiscalía General de la República es un vil cuento. Layda se está quedando sola y sin protección.

Cárcel para Layda

Al igual que en la serie de TV mencionada, Layda ha creado un espacio informativo alterno (e ilegal). Su principal tarea de todos los martes es denostar al dirigente de Revolucionario Institucional y ex gobernador de Campeche.

La forma de exhibirlo ha empezado a afectar a la misma 4T.

La persecución en contra de Alito (incluyendo una hora que le alargaron el tiempo en migración en el AICM) no es por sus casas (imposible defensa); la persecución es continua porque el campechano osó tener una posición opuesta a la voluntad del tabasqueño a la hora de que el PRI legisla.

Layda Sansores tiene una riqueza inexplicable; una con las características a la misma que le atribuye a Alito Moreno.

No solo eso, la pelirroja gobernadora de Campeche está a un “tris” de cometer un delito en contra de la integridad de otras mujeres, cuando anuncia tiene las fotografías desnudas (o de “packs”) de algunas diputadas del PRI. Ella es quien podría llegar a la cárcel si se terminan mostrando/filtrando dichas imágenes.

Colosio: capitalizar su asesinato

No hay justicia para los muertos de Tlahuelilpan, ni para los de la L12, no se diga aclarar los sobres con dinero ilegal que Pío López Obrador tuvo y usó para financiar las campañas de su hermano y partido político. Tampoco para abastecer al país de medicinas requeridas.

Lo que le importa a la 4T es capitalizar el asesinato de Colosio, apropiarse de la figura y del personaje para generar empatía de cara a las elecciones venideras. Ya antes había advertido al lector del acercamiento y coqueteo de Morena con dicho político militante de Movimiento Ciudadano.

El cinismo es tal, que el carisma de Colosio papá lo vuelven propio. Es la 4T quienes se hacen las víctimas por su asesinato, cuando las víctimas son sus hijos y, si acaso, la vida política del país como un todo.

No podía faltar revivir a Angélica Rivera

En su afán de amedrentar, la 4T no para. Investiga las cuentas en los bancos de Angélica Rivera y no encuentra nada, ni siquiera una una sospecha fundamentada.

Solo ruido y colgarse de la fama de la actriz para distraer de las acciones y persecuciones ilegales de Regeneración Nacional.

Stranger Things

Un gobierno que, en lugar de ver el futuro, insiste en contemplar el pasado. Se enterca en propuestas retrógradas, como es la quema de carbón para generar electricidad.

Ofrece mensajes demagógicos y populistas que muchos compran pero que nada constructivo dan a cambio.

La serie de Netflix está mejor hecha, pero el verdadero pánico escénico no se da en pantalla, se tiene en el día a día gobernado por el lopezobradorismo.