7 de diciembre de 2021 | 07:02

López Obrador y el Banco de México

AMLO ha cuestionado la ratificación del gobernador Alejandro Díaz de León, cuya responsabilidad concluye hacia finales del presente año.
Banxico
Compartir en

BANXICO es un pilar fundamental del Estado mexicano. Gracias al trabajo de su gobernador, de los miembros de la Junta de Gobierno y de todos sus funcionarios, nuestro país ha sido capaz de conservar una estabilidad que en algún otro momento de la historia hubiésemos dado por descontado.

Banxico nace durante el gobierno del presidente Plutarco Elias Calles, en aquel momento crucial de México cuando se crean las instituciones del Estado mexicano que darían forma y fondo a la arquitectura del país. En este tenor, recomiendo la lectura de la obra “El nacimiento de las instituciones” del historiador Enrique Krauze, libro de referencia para la comprensión del contexto en el cual se inserta la fundación del Banco de México.

Banxico, al igual que el resto de los bancos centrales en el mundo, tiene como mandato prinicipal el control de la inflación a través de la emisión y puesta en circulación de dinero. De esta manera, los bancos centrales han acatado la máxima alemana de controlar la inflación; lo anterior derivado de la hiper inflación sufrida en la República de Weimar durante el periodo comprendido entre ambas guerras mundiales.

El Banco de Mexico gozaría más tarde de autonomía constitucional luego de la reforma implementada durante el gobierno del presidente Carlos Salinas de Gortari. A partir de entonces, el banco central mexicano ha cumplido con su principal mandato, a saber, el control de la inflación, es decir, el aumento incontrolable de precios.

La autonomía de Banxico

Por otro lado, a diferencia de otros organismos autónomos, tales como el INE o el INAI, la autonomía de Banxico no es una “ocurrencia” mexicana, sino que responde a la necesidad institucional de que los bancos centrales no formen parte de la administración pública federal, y que por ende, ni el secretario de Hacienda ni el presidente de la República tengan las competencias para la menor injerencia en las tareas de la institución.

Esto lo comprenden bien el presidente López Obrador y el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera. Si bien de acuerdo al artículo 28  nuestro texto constitucional el jefe del Estado mexicano es responsable de la nominación del gobernador de Banxico al Senado de la República, la conducción del banco excluye a cualquier funcionario del gobierno federal.

AMLO cuestiona ratificación

En esta tesitura, el presidente López Obrador ha cuestionado recientemente la ratificación del gobernador Alejandro Díaz de León, cuya responsabilidad concluye hacia finales del presente año. Esta declaración del presidente provocó la caída del peso, pues el actual gobernador se ha granjeado una buena reputación y ha ofrecido seguridad a los mercados financieros y al resto de las entidades bancarias.

Según aseguró AMLO, buscará a un funcionario de gran prestigio que tenga visión social.  Lo que sí que podemos aseverar es que el actual gobernador del banco central es un funcionario competente que ha sido capaz de cumplir cabalmente con su encomienda y ha navegado tormentas imprevistas. Por lo anterior… ¿Cúal es la verdadera razón que yace detrás del rechazo del presidente AMLO hacia Alejandro Diaz de León?