Obispo de Tehuantepec rechaza haber solicitado renuncia de Solalinde

“Él me buscó para comentarme que en noviembre dejaba el trabajo de la movilidad humana, ya que todo el equipo terminaba su función, y me preguntó si había pensado en algún trabajo para él. Le

Ciudad de México.- El obispo de Tehuantepec, Óscar Armando Campos Contreras, negó haber solicitado al sacerdote Alejandro Solalinde su renuncia al albergue “Hermanos en el camino” a cambio de una parroquia, como el propio religioso activista declaró a diversos medios nacionales.

 

En un comunicado de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Campos Contreras aseguró que desconoce el origen de dichas declaraciones.

 

“Ignoro de dónde sacan esas conclusiones, pues en ningún momento he afirmado que el padre será retirado de la administración del albergue”, expresó.

 

De acuerdo con lo dicho por el prelado, “posiblemente la causa de la confusión está en el diálogo que tuve con él (Solalinde) antes de su periplo por Canadá y algunos países de Europa”, agregó.

 

“Él me buscó para comentarme que en noviembre dejaba el trabajo de la movilidad humana, ya que todo el equipo terminaba su función, y me preguntó si había pensado en algún trabajo para él.

 

“Le respondí que lo único que tiene la diócesis son las parroquias y dentro de ellas, diversas actividades para atender a la comunidad. Le propuse que escogiera alguna para que quedara adscrito”.

 

Precisó que ésta es una figura jurídica dentro de la Iglesia, para que el sacerdote tenga el respaldo parroquial, sin embargo “no significa, de manera alguna, que deje el albergue.

 

Campos Contreras manifestó su extrañeza por la interpretación. “Hace casi dos semanas estuvimos platicando de las experiencias de su viaje y en ningún momento me externó sus preocupaciones al respecto”, por lo que “el trabajo del padre Solalinde nunca ha sido devaluado”.

 

“Él, junto con otros grupos, ha puesto en la agenda social y política el tema de los migrantes para promover leyes más justas y un trato más humanitario de las autoridades hacia los hermanos que tienen que atravesar el territorio nacional sin documentos”, añadió.

 

El obispo recordó que “desde la primera vez que me informó que sufría amenazas, en declaración escrita y publicada en la diócesis, solicité el apoyo a su trabajo y el respeto a su integridad personal”.

0
comentarios
Ver comentarios