Plantea Rosario Guerra mejorar sistema de administración en cárceles

México, 24 Feb. (Notimex).- Mejorar el sistema de administración de justicia y aplicar de forma racional las facultades administrativas y legales que tienen las autoridades podría evitar la sobrepoblación en las cárceles y los intentos de los criminales por tener su control, planteó Rosario Guerra.

La precandidata de Nueva Alianza a la jefatura del gobierno capitalino también señaló como opciones para evitar los problemas carcelarios que se han visto últimamente, que los reos federales no queden junto a los delincuentes del fuero común, que los procesados sean separados de los sentenciados y los peligrosos de los no peligrosos

Como aspirante a gobernar la capital del país, en donde existen 44 mil reos en centros de detención diseñados para albergar a la mitad de ellos, advirtió que el primer paso para retomar el control de estos centros a fin de que cumplan su función social, es disminuir el hacinamiento y la sobrepoblación.

La fugas constantes de reos, los asesinatos y el aumento de la actividad criminal registrados en centros de detención en muchas entidades es consecuencia de la realidad que ahí se vive, subrayó en entrevista la aspirante a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal.

Mencionó que la sobrepoblación provoca que el control de los centros penitenciarios la ejerzan los prisioneros con más poder, quienes por la vía de los hechos sustituyen a las autoridades penitenciarias para controlar lo que sucede en el interior.

Mientras se mantenga la actual situación en la cual los propios criminales son necesarios para mantener la paz dentro de las cárceles, el margen de acción de las autoridades se reduce sustancialmente.

Ello no sólo porque es imposible detener la corrupción que también provoca la sobrepoblación, sino porque los delincuentes, al mantener su actividad criminal, amenazan a los directivos de los centros penitenciarios.

Es así como el personal responsable de la administración de los centros penitenciarios queda a merced de los grupos criminales, cuando estos tienen capacidad de seguir actuando fuera de las prisiones.

De esta manera es que sin ser necesariamente corruptos, el personal directivo y los custodios sólo tiene la opción de corromperse o hacerse de la vista gorda, indicó Rosario Guerra.

Por ello la precandidata a la jefatura de gobierno urgió a encontrar soluciones para recuperar el control de las cárceles y evitar que sigan siendo centros de irradiación delictiva.

La politóloga y académica en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) expuso que la construcción de nuevas prisiones nada solucionaría, pues éstas simplemente se saturarán sino se combaten las causas de fondo.

La también dos veces diputada federal refirió que está claro que la sobrepoblación es el origen del descontrol, por lo que se deben de tomar medidas para aligerar el hacinamiento en las cárceles, lo que puede hacerse por la vía administrativa.

En este sentido, Guerra Díaz puntualizó que se puede reducir la sobrepoblación en los penales hasta en 75 por ciento a través del mejoramiento del sistema de administración de justicia y la aplicación racional de las facultades legales y administrativas que tienen las autoridades.

Comentó que en las prisiones hay gente que ni siquiera debería estar ahí, ya sea porque son inocentes o porque cometieron delitos menores que podrían ser sancionados con penas alternativas sin privarlas de su libertad y ponerlas a merced de criminales que controlan las cárceles.

Además señaló que si se aplicaran todos los beneficios que prevé la ley en materia de libertad anticipada, sería posible reducir de manera considerable la población de los centros penitenciarios y facilitar su control.

El siguiente paso sería separar a los procesados de los sentenciados, a lo reos federales de los estatales y a los peligrosos de los no peligrosos, lo que puede hacerse con el uso eficiente de los recursos y las facultades que ahora tienen a su disposición las autoridades penitenciarias.

Rosario Guerra advirtió que las autoridades capitalinas deben de actuar antes de que en las cárceles del Distrito Federal sucedan hechos lamentables como los de otros centros penitenciarios, ya que las causas que generaron aquello también están aquí presentes y en cualquier momento pueden provocar una crisis.

NTX/GAS/MPZ/SGR

0
comentarios
Ver comentarios