Tortura y asesinato de sacerdotes en Veracruz, síntoma de crisis de valores: AMLO

Andrés Manuel López Obrador
Andrés Manuel López Obrador. Lamentaciones por asesinato de sacerdotes.Facebook

Para el líder de Morena, la pérdida de valores "es un fruto podrido de la política económica antipopular".

México.- Para Andrés Manuel López Obrador, la tortura y asesinato de dos sacerdotes en Poza Rica, Veracruz, es un signo de la crisis de valores que padece el país.

“Lamento mucho el asesinato de dos sacerdotes en Poza Rica, Veracruz (…) Cuando no hay respeto a maestros, a médicos, a pastores; a sacerdotes, es síntoma de descomposición social, de profunda crisis”, comentó el líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

En un mensaje difundido en su perfil de Facebook, indicó que esa crisis es no sólo es económica o social, sino una crisis por pérdida de valores culturales, morales y espirituales.

“Crisis por falta de bienestar, no sólo material, sino también, del bienestar del alma”, indicó.

En este contexto, Obrador cuestionó sobre lo que ha originado el estallido de odio y él mismo respondió:

En este contexto, el político recordó que su discurso en 2006 giró en torno a enfrentar el problema de la inseguridad y la violencia, atendiendo las causas pues se estaba produciendo una “monstruosa desigualdad” económica y social, sin embargo, se quedó Felipe Calderón en la Presidencia.

Y desde entonces, recordó, comenzó a enfrentarse la violencia con la violencia, pero el mal no se puede enfrentar con el mal.

Andrés Manuel indicó que el sexenio de Enrique Peña Nieto ha seguido la política económica que ha mermado al país.

Por lo anterior, dijo que tienen que insistir en “la necesidad de un cambio verdadero para que se lleve a la práctica el criterio de que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia”.

Resaltó que incorporando a los jóvenes al trabajo y al estudio se podrá serenar al país.

Los sacerdotes Alejo Nabor Jiménez Juárez y José Alfredo de la Cruz fueron hallados en Poza Rica, Veracruz, con marcas de tortura y los privaron de la vida con arma de fuego, luego de que la noche del domingo, sujetos desconocidos irrumpieron en la Iglesia de Nuestra Señora de Fátima, en esa ciudad, y se los  llevaron a los sacerdotes.

En tanto, una tercera persona secuestrada, el sacristán, fue liberado por sus captores en la carretera que va de Papantla a Poza Rica.

Obrador envió una abrazo a las familias de los sacerdotes así como a todas las víctimas de la violencia en México.

Aquí el mensaje del líder de Morena:

0
comentarios
Ver comentarios