Nacional

Reinserta apoya iniciativa que impediría a agresores sexuales en reclusión recibir visitas de menores de edad

Reclusorio Sur en CDMX.Rogelio Morales / Cuartoscuro

También apoya la creación del Registro Nacional de Personas Agresoras Sexuales de menores.

México.- La organización Reinserta mostró su apoyo a la iniciativa de la senadora Josefina Vázquez Mota para reformar la Ley General de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes a fin de evitar que agresores sexuales en reclusión reciban visitas de menores, aún cuando éstos sean sus hijos.

Tras documentar diversos tipos de agresiones sexuales en cárceles, Reinserta dio el visto bueno para que la iniciativa contemple que las visitas de convivencia con hijas o hijos menores de edad estén sujetas a la autorización de autoridades dependiendo de evaluaciones médicas, psicológicas, psiquiátricas y cualquier otra que se requiera.

De acuerdo con su vocera, Saskia Niño de Rivera, el objetivo es proteger a los menores de agresiones sexuales pues muchas veces aprovechan la visita de sus parejas sentimentales para avisar sexualmente de los menores que las acompañan.

"Que las visitas de convivencia con sus hijas o hijos menores de edad, estén sujetas a la autorización de las autoridades competentes, en razón de las evaluaciones que se realicen al sentenciado de carácter médico, psicológico, psiquiátrico y cualquier otra que se requiera, para determinar el riesgo"Reinserta

Además, Reinserta apoya la creación del Registro Nacional de Personas Agresoras Sexuales de Niñas, Niños y Adolescentes, también promovido por la senadora Vázquez Mota a fin de identificar los nombres de los agresores sexuales de menores que han sido sentenciados y condenados y que sirva a las autoridades y la sociedad para prevenir más casos.

En el marco del Día Mundial para prevención del abuso contra niños niñas y adolescentes, la organización Reinserta recordó que la violencia sexual es un problema grave que atenta contra el interés superior de la niñez.

Ante ello, señaló como urgente ver hacia los centros de reinserción en donde no solo se reciben visitas de menores sino hay niños y niñas que se encuentran viviendo con sus madres y han sido víctimas de agresiones sexuales.

"Fernanda acude con su hijo al área varonil del centro para ver a su pareja. Ella dejó a Hugo con los compañeros privados de la libertad de su pareja, sin ningún tipo de supervisión, en lo que ella pasa tiempo con él. Un día, Hugo comenzó a llorar quejándose de dolor en el ano, dichas molestias podrían ser consecuencia de algún tipo de abuso sexual"Reinserta

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), México ocupa el primer lugar en abuso sexual infantil y según el Instituto Nacional de Estadística y Geografia (Inegi) existe 99 por ciento de impunidad en los casos, sin tomar en cuenta la cifra negra.

De acuerdo con el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, el 30 por ciento de los agresores son abuelos o padrastros, 13 por ciento tíos, 11 por ciento padres biológicos y 10 por ciento primos.

Con la pandemia de Covid-19 la situación se pudo haber agravado, de acuerdo con la Secretaría de Gobernación, particularmente en estados con alta incidencia como por ejemplo Oaxaca con 12.2 por ciento, Guerrero 13 por ciento, Michoacán 13.7 por ciento y Chiapas 3 13.8 por ciento.

La situación ha existido a pesar de que el Código Penal Federal en sus artículos 261 y 262 señalan que las penas por abuso sexual a menores podrían alcanzar entre 13 y 20 años.

Reinserta insistió en la creación del Sistema Nacional de Protección Integral de los Niños, Niñas y Adolescentes para homogenizar normas jurídicas; y en que es urgente segregar a pedófilos dentro de los centros de reclusión.