Nacional

Rechaza López-Gatell uso de la fuerza pública para garantizar aislamiento

Hugo López-GatellMario Jasso/Cuartoscuro

El plan del Gobierno federal es concentrarse en elementos estructurales para evitar la movilidad, señaló el subsecretario

México.- El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, rechazó el uso de la fuerza pública en estados para garantizar el aislamiento por el Covid-19.

En conferencia en Palacio Nacional, el funcionario señaló que el plan del Gobierno federal para la cuarentena fue concentrarse en los elementos estructurales para evitar la movilidad de las personas en plena epidemia del coronavirus.

En la Fase 3 de la enfermedad, hasta el domingo 26 de abril, la Secretaría de Salud (SSa) reportó que se tienen registrados 14 mil 677 casos y mil 351 muertes por el virus.

Para lograr el confinamiento de la población y prevenir los contagios, varios municipios han impuesto multas, arrestos o otro tipo de medidas que implican el uso de la fuerza pública.

Uso de fuerza pública no reduce la movilidad

Hugo López-Gatell dijo que en el Gobierno de México les preocupa que en algunos municipios se está utilizando a la fuerza pública como un mecanismo de coerción directa hacia los ciudadanos y ciudadanas ante la Emergencia Sanitaria por el coronavirus.

"Hemos dicho que desde un punto de vista técnico de la salud pública esta no es la forma preferente como podemos reducir la movilidad pública, por muchas razones", señaló.

De acuerdo con el subsecretario al usar a la fuerza pública se cometen acciones que pueden hacer menos efectivas. "Por ejemplo, tratar de confinar forzadamente a una persona que estuviera infectada lo único que resultaría es un incremento del riesgo de contagios".

Explicó que los elementos de la fuerza pública que vayan a realizar un arresto, necesitarían establecer contacto físico con las personas y si el arrestado llegara a estar contagiado, este podría propagar la enfermedad entre los policías que lo arresten o los lugares donde sea confinado.

Elementos estructurales hacen que la gente se mueva

En conferencia en Palacio Nacional, López-Gatell subrayó que en México no existe, "en modo alguno", un estado de excepción. "En ningún momento se ha dispuesto la suspensión de las garantías constitucionales", sostuvo.

El subsecretario precisó que las medidas impuestas a nivel federal para el aislamiento ante el coronavirus están pensadas para que el sujeto de intervención no sea el ciudadano directamente, pues se consideró que más de la mitad del país vive al día.

Subrayó que la intervención está dirigida a los elementos estructurales que hacen que la gente se mueva que son:

  • Escuelas, las cuales permanecen cerradas hasta nuevo aviso.
  • Trabajos, a los que se hizo la recomendación de enviar a los empleados a casa y realizar actividades remotas.
  • Actividades recreativas. Se mantienen cerrados todos los lugares donde la gente puede conglomerarse y realizar algún tipo de evento social como bares, cines, teatros, salones de fiesta, iglesias, entre otros.

López-Gatell señaló que el objetivo es que hubiera un mayor impacto, pues se estimó alrededor de 17 millones de ciudadanos ya no concurrirían el espacio público si estos tres entes detenían las actividades.