Nacional

Ratifica Senado a Max Alberto Diener como procurador fiscal

Es propuesta del presidente Enrique Peña Nieto.

México.- La Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado ratificó a Max Alberto Diener Sala como titular de la Procuraduría Fiscal de la Federación, a propuesta del presidente Enrique Peña Nieto.

Ante los integrantes de la comisión, Diener Sala, quien se desempeñaba como consultor jurídico en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), ofreció un diálogo abierto con la Cámara de Diputados y el Senado de la República.

Además un trabajo conjunto con las comisiones del Congreso de la Unión porque, indicó, tienen un objetivo común con la SHCP, defender la legalidad y constitucionalidad de las medidas que se toman en materia de amparos.

Destacó algunos temas relevantes que se encuentran en la Procuraduría Fiscal de la Federación en espera de ser resueltos: los topes a las deducciones en la Ley del Impuesto Sobre la Renta.

Además la contabilidad de los medios electrónicos, la importación de vehículos, comprobantes fiscales sin sustancia y la suspensión de amparos recurrentes en los últimos diez años.

Agregó que las investigaciones que realice la procuraduría tendrán que estar mejor sustentadas para pasar de un esquema donde se acusaba para investigar a uno que investigará para acusar, y este será el gran reto que enfrentará para que evolucione como institución.

El senador priista David Penchyna felicitó al titular del Ejecutivo por la propuesta realizada, pues consideró que, por su experiencia, Alberto Diener es el indicado para encabezar la procuraduría.

Además, señaló que un reto que enfrentará será redimensionar la procuraduría por los cambios que ha sufrido, especialmente por el recién aprobado Sistema Nacional Anticorrupción.

La senadora Dolores Padierna Luna, del Partido de la Revolución Democrática, dijo no estar de acuerdo en que la reforma hacendaria cubre los requisitos de equidad, legalidad y proporcionalidad.

El Impuesto Especial sobre Producción y Servicios en alimentos, bebidas y croquetas, argumentó, se aprobó con una visión recaudatoria, cuando el enfoque debería estar dirigido a cuidar la salud.