Sarkozy multiplica las críticas a su principal rival, el socialista Hollande

París, 27 feb (EFE).- El presidente francés y candidato a la reelección, Nicolas Sarkozy, multiplicó hoy las críticas a su principal rival, el socialista François Hollande, al que llamó "mentiroso" y "demagogo".

Entrevistado en la radio "RTL", el presidente saliente aprovechó para lanzar críticas a su adversario, al que todos los sondeos dan como ganador en la primera vuelta del próximo 22 de abril y en la segunda del 6 de mayo.

Hace unos días, en su primer mitin como candidato conservador, Sarkozy acusó a Hollande de "mentir mañana, tarde y noche".

El candidato socialista tendrá ocasión de defenderse en una entrevista que esta noche concederá a la televisión privada "TF1".

Sarkozy consideró "demagogia extravagante" la propuesta de Hollande de crear 60.000 puestos en la educación en el próximo quinquenio, una de las medidas estrella del candidato socialista.

"Estoy asustado de que se pueda decir que, antes de empezar a hablar sobre la escuela ya se quieran crear 60.000 nuevos puestos sin afrontar la menor reforma. Es auténtica demagogia extravagante", señaló.

Frente a ello, Sarkzoy justificó su proyecto de reducción del número de docentes en el hecho de que el número de alumnos se ha reducido en 400.000 en los últimos diez años, mientras que el profesorado ha crecido en 45.000.

El presidente saliente afirmó que en los próximos días presentará sus propuestas educativas que pasarán por "revalorizar la profesión de maestro" que en la actualidad está "empobrecida".

Otro de los frentes de ataque de Sarkozy contra Hollande fue la propuesta de este último de bloquear los precios de los combustibles, que el conservador consideró "una broma".

"Es reirse de los franceses decir que se van a bloquear los precios del petróleo que se negocian en el mercado internacional. Supone mentir a los franceses, no tiene ningún sentido", agregó.

Frente a esa idea, Sarkozy propuso medidas para fomentar la venta de coches de bajo consumo y desarrollar la energía nuclear y las renovables.

En el primer caso reprochó a Hollande querer cerrar 24 centrales, lo que consideró que debilitará a Francia en el contexto energético internacional.

Sarkozy reprochó también a los socialistas, que gobiernan en la mayor parte de las regiones del país, negarse a bajar los impuestos sobre las instalaciones energéticas renovables.

Considerado por su rival socialista como "el candidato de los ricos", Sarkozy recordó que Hollande también mantiene relaciones con grandes empresarios del país y que su compañera sentimental trabaja para el grupo Bolloré, cuyo propietario es un allegado del candidato conservador.

0
comentarios
Ver comentarios