Rousseff nombra a un nuevo ministro de Pesca y refuerza su coalición

Brasilia, 29 feb (EFE).- La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, nombró hoy como nuevo ministro de Pesca al senador Marcelo Crivella, en sustitución de Luiz Sergio Nóbrega, quien retomará el escaño de diputado que obtuvo en 2010, informaron fuentes oficiales.

Crivella, senador y obispo de la iglesia evangélica Universal del Reino de Dios, pertenece al Partido Republicano Brasileño (PRB), que hasta ahora era la única formación de la coalición oficialista sin representación en el equipo ministerial de Rousseff, lo cual había motivado algunas quejas en ese grupo político.

En una nota oficial, la jefa de Estado subrayó ese hecho y dijo que "el cambio permite la incorporación al gabinete de un importante partido aliado del Gobierno".

En el mismo comunicado, Rpusseff destacó también el "valioso aporte" que Nóbrega ofreció al Gobierno durante su gestión, así como expresó su confianza en que, como diputado, ayudará a fortalecer la base parlamentaria oficialista.

Nóbrega pertenece al Partido de los Trabajadores (PT), el mismo de Rousseff, y fue nombrado ministro de Relaciones Institucionales en enero de 2011, cuando la jefa de Estado asumió el cargo.

En junio del año pasado, después de la dimisión del ministro de la Presidencia Antonio Palocci por presunta corrupción, Rousseff anunció un enroque y decidió que la entonces ministra de Pesca Ideli Salvatti pasara a la cartera de Relaciones Institucionales y que Nóbrega cubriera la vacante que ella dejaba.

Según fuentes políticas, la salida de Nóbrega apunta a darle una mayor presencia en el Gobierno al PRB, formación a la que pertenecía el exvicepresidente José Alencar, fallecido el año pasado y que fue uno de los principales apoyos políticos del PT en los dos mandatos del antecesor de Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva.

La formación de Alencar había quedado sin cargos en el equipo de Rousseff y, aunque mantenía su apoyo a la mandataria, reclamó por eso en diversas ocasiones ante la propia jefa de Estado.

En los 14 meses que Rousseff lleva en el poder, ha aceptado la renuncia o destituido por presunta corrupción a siete ministros y el año pasado también perdió por públicas diferencias con el Gobierno al entonces titular de Defensa Nelson Jobim.

Además, este año ha aceptado las dimisiones de los ministros de Educación, Fernando Haddad, y de Políticas para las Mujeres, Iriny Lopes, quienes abandonaron el Gobierno pues pretenden ser candidatos a alcalde en las elecciones municipales de octubre próximo.

0
comentarios
Ver comentarios