Clinton pide garantizar la ayuda exterior de EE.UU. ante la amenaza de recortes

Washington, 28 feb (EFE).- La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, defendió hoy la propuesta de presupuesto para 2013 del Departamento de Estado ante dos comités del Senado, que consideraron la petición elevada y advirtieron que habrá recortes.

Clinton invirtió más de cuatro horas en defender la solicitud de 51.600 millones de dólares para financiar su Departamento y la Agencia de Ayuda al Desarrollo (Usaid) en 2013, e invitó a los senadores a tomarlo como una "entrada" en una inversión "en el liderazgo de Estados Unidos".

El senador demócrata Patrick Leahy, que preside el comité de gastos de la Cámara alta, respondió que el Congreso estadounidense autorizará "casi con toda seguridad" una cantidad "por debajo de la solicitada" por el presidente Barack Obama, y que poner sobre su mesa una ley con el presupuesto requerirá "decisiones difíciles".

Las audiencias de Clinton en ese comité y el de Relaciones Exteriores del Senado se tradujeron en explicaciones sobre la política exterior de Washington bajo su mando, con el acento puesto en Irán y Siria.

La jefa de la diplomacia estadounidense defendió la estrategia trazada por Estados Unidos en Siria, aunque reconoció que la acción en la nueva plataforma internacional de los "Amigos de Siria" se encuentra aún en una "etapa temprana", y tardará en dar resultados.

Preguntada por el senador republicano Lindsey Graham sobre si considera al presidente sirio, Bachar Al Asad, un criminal de guerra, Clinton indicó que "puede argumentarse que él encaja en esa categoría".

"Pero también creo, por mi larga experiencia, que (declararlo como tal) puede complicar la resolución de una situación difícil y compleja, porque limita las opciones para persuadir a los líderes a abandonar el poder", añadió.

En cuanto a Irán, la titular de Exteriores aseguró que su Departamento ha presionado "incansablemente" a los países de todo el mundo para que reduzcan su dependencia del petróleo iraní, al advertirles de que a partir de junio, Estados Unidos aplicará sanciones a todos los bancos que compren crudo a Teherán.

Mañana entra en vigor un componente de la misma ley, firmada por Obama en diciembre, que impone sanciones a todo banco extranjero que haga transacciones no relacionadas con el petróleo con el Banco Central de Irán.

Clinton aseguró que el mensaje "agresivo" de Washington está recibiendo una respuesta "visible", especialmente por parte de Japón y de la Unión Europea (UE), donde España, Italia y Grecia compran a Irán entre un 13 y un 14 por ciento del petróleo que consumen.

La estabilidad en Afganistán, Pakistán e Irak, a los que Washington quiere destinar un total de 8.200 millones de dólares, centró otra ronda de preguntas de los senadores, que se preocuparon también por la disputa con Egipto por el juicio a 19 estadounidenses acusados de incurrir en actividades ilegales en varias ONG.

La titular de Exteriores se mostró convencida de que Estados Unidos se está "acercando a una resolución" en esa disputa, que ha enfriado las relaciones hasta el punto de poner en peligro la ayuda militar al país árabe.

La propuesta del Departamento de Estado pide además 78 millones de dólares en fondos para la Unesco, pese a que Washington retiró los fondos a esa organización en octubre, después de que aceptara como estado miembro a Palestina.

Clinton pidió hoy al Congreso que firme una exención a la ley según la cual EE.UU. debe retirarse de cualquier organización que reconozca a Palestina, para poder financiar a la Unesco y en previsión de que el territorio ingrese en organismos muy valorados por Washington, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

"Merece la pena considerar la posibilidad de darnos un poco de flexibilidad, que sólo se ejercitará muy prudentemente en casos concretos", argumentó la secretaria de Estado.

Clinton cerró las audiencias sin tratar en ningún momento las políticas de su país en Latinoamérica, que sólo fue nombrada por el senador demócrata Bob Menéndez en una petición a Washington de prestar más atención "a la erosión de la democracia y la libertad de prensa, y las influencias que Irán y China buscan" en el continente.

Lucía Leal

0
comentarios
Ver comentarios