La Fiscalía chilena investiga una denuncia contra el embajador en España

Santiago de Chile, 29 feb (EFE).- La Fiscalía chilena investiga una denuncia contra el embajador de Chile en España, Sergio Romero, por el supuesto funcionamiento de una fundación con fines comerciales en la sede diplomática de Madrid, según confirmaron hoy a Efe fuentes judiciales chilenas.

La denuncia fue presentada por el abogado Eduardo Contreras en representación de dos asociaciones de ciudadanos chilenos en España que acusan a Romero de facilitar las instalaciones de la embajada para alojar la Fundación Chile-España, indicó a Efe el letrado.

"En la embajada de España funciona la Fundación Chile-España, que es una fundación de empresarios españoles vinculados con empresarios chilenos que realizan actos de comercio para lo cual no puede prestarse la embajada", dijo el abogado, que presentó la denuncia el pasado 19 de enero.

La Fundación Chile-España es una entidad sin fines de lucro y dotada de personalidad jurídica creada en mayo del año pasado con el objetivo de impulsar el desarrollo de las actividades e intercambio cultural, social, económico y artístico entre los dos países, informó el Gobierno chileno en 2011.

Contreras considera que la fundación "estimula el comercio" y acusa al embajador Romero de infringir los artículos 235 y 236 del Código Penal chileno sobre el uso indebido de bienes públicos.

Aseguró que la práctica del embajador viola también la convención de Viena sobre relaciones diplomáticas y que Chile suscribió.

El letrado explicó que denunció el caso ante la Justicia chilena porque la Fiscalía Nacional de España se declaró incompetente debido a la inmunidad diplomática del embajador en ese país.

Según informan medios electrónicos locales, la embajada chilena en España emitió hoy un comunicado en el que Romero expresa "su absoluta confianza en que la justicia resolverá rectamente sobre este asunto y confirmará que no existe ningún fundamento para una acción de esta naturaleza".

Agrega que la denuncia tiene una finalidad política y que la Fundación Chile-España "no persigue fines comerciales de ninguna especie y tiene como propósito central promover iniciativas, actividades y proyectos culturales que contribuyan al fortalecimiento de los vínculos entre Chile y España".

En diciembre del año pasado, el diplomático chileno también se defendió de las acusaciones y aseguró que la fundación había celebrado algunas reuniones en la oficina de la embajada mientras encontraba un lugar donde establecerse.

"Como está recién constituida, mientras ellos encuentran un lugar, obviamente algunas reuniones se han realizado transitoria y temporalmente en la embajada", dijo entonces Romero.

El caso fue denunciado también en diciembre pasado por el diputado español de Izquierda Unida (IU) Gaspar Llamazares, quien afirmó que funcionamiento de la fundación en la sede diplomática era "ilegal" en virtud de la legislación española.

La investigación está en manos del fiscal Marco Mercado, de la Fiscalía Metropolitana Centro Norte.

0
comentarios
Ver comentarios