Obama ve avances pero dice que aún queda "mucho" por hacer en la deuda europea

Washington, 24 feb (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó hoy que ha habido avances para resolver la crisis de deuda en Europa, pero apuntó que aún queda "mucho" por hacer, tras reunirse en Washington con la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt.

"Ha habido algunos progresos en la solución de los problemas de la deuda soberana, y ha habido algunos avances con respecto a los acuerdos entre la UE, el FMI y Grecia", dijo Obama después de su reunión en la Casa Blanca con Thorning-Schmidt, cuyo país ejerce la presidencia semestral de la Unión Europea (UE).

Según Obama, "el nuevo Gobierno de Italia y los nuevos Gobiernos de España y Portugal están haciendo progresos significativos, pero hay mucho más trabajo por hacer".

Los dos líderes intercambiaron ideas sobre cómo garantizar la "estabilidad económica" y el "crecimiento" en la Eurozona, ya que eso beneficiará a la economía estadounidense, sostuvo Obama.

"Estoy convencida de que Europa saldrá de la crisis", comentó por su parte Thorning-Schmidt, quien recordó las reformas que se están llevando a cabo y que la Eurozona está enfocada "en el crecimiento y el empleo".

Por otro lado, Obama dio las gracias a Thorning-Schmidt por su apoyo a las duras sanciones que aplican tanto EE.UU. como la UE contra Irán para frenar su programa nuclear.

"Los dos estuvimos de acuerdo en que (las sanciones) están funcionando", resumió el presidente.

Además, Obama aprovechó el encuentro para agradecer también a Dinamarca por su contribución a la operación militar que desarrolló la OTAN en Libia en 2011 y que propició la caída del régimen del fallecido coronel Muamar al Gadafi.

Francia y el Reino Unido lideraron esa operación, apoyados principalmente por países como Noruega y Dinamarca.

Mientras, Thorning-Schmidt dio las gracias a Obama por la operación de un comando de fuerzas especiales de la Marina de Guerra de EE.UU. que liberó en Somalia en enero a dos cooperantes del Grupo Danés de Desminado (DDG, por su sigla en inglés) que llevaban secuestrados desde octubre.

Gracias a esa "operación valiente", la estadounidense Jessica Buchanan y el danés Poul Thirsted "están ahora a salvo", destacó la primera ministra.

Obama y Thorning-Schmidt también tuvieron tiempo de hablar de sus familias y de intercambiar consejos, ya que cada uno tiene dos hijas.

"Las hijas de la primera ministra son algo más mayores que Malia (13 años) y Sasha (10). Ella me asegura que se continúan portando bien, incluso en la adolescencia. Así que me siento alentado", bromeó Obama.

0
comentarios
Ver comentarios