Revelan que accidentes automovilísticos son la primera causa de muerte en México

Salomón Chertorivski, reveló que los accidentes automovilísticos representan la primera causa de muerte y orfandad en el país.

El secretario de Salud, Salomón Chertorivski, reveló que los accidentes automovilísticos representan la primera causa de muerte y orfandad en niños entre los cinco y los 14 años de edad, y la primera de fallecimientos entre los jóvenes del país.

El funcionario dio a conocer que en México se registran 16 mil muertes al año por accidentes de tránsito, un millón de lesionados, 40 mil personas con discapacidad permanente y constituyen costos por 150 mil millones de pesos.

En el lanzamiento de la campaña Pilotos por la Seguridad Vial, que encabezó el presidente Felipe Calderón, Chertorivski Woldenberg dijo que las cifras de accidentes viales son alarmantes y por desgracia la mayoría de las víctimas por este tipo de siniestros son jóvenes.

Mencionó que es necesario estar conscientes y claros de que 90 por ciento de estas terribles cifras se podrían evitar con medidas verdaderamente sencillas.

Destacó algunas recomendaciones que ponen el acento sobre la importancia de fortalecer, sobre todas las cosas, una cultura de la prevención, como es el uso del cinturón de seguridad y las sillas portainfante.

Asimismo, resaltó que no se debe usar el teléfono celular “no sólo para hablar, ahora más que nunca para mandar mensajes”, o cualquier otro distractor mientras se conduce, además de que no se debe manejar bajo los efectos del alcohol.

Sostuvo que se debe realizar la revisión físico-mecánica de los vehículos y sus neumáticos, los motociclistas deben utilizar casco y los peatones circular por donde deben hacerlo.

Anunció que se trabaja “y esperamos que pronto sea obligatorio en todo el país”, en la aplicación de exámenes de manejo en la expedición o renovación de la Licencia de Conducir.

Destacó que es fundamental crear la conciencia de asumir un rol activo en la prevención tanto de enfermedades, como de accidentes, y no esperar a que sucedan lamentables y, a veces, terribles consecuencias, que pudieran evitarse desde un principio.

“Hoy, más que nunca, la salud no se da en los consultorios y en los quirófanos. Se da en la calle, en la casa, en el barrio, y ahí es donde cada uno de nosotros jugamos un papel fundamental”, expresó.

0
comentarios
Ver comentarios