Reabren por cuarta vez en Australia el caso del bebé asesinado por un dingo

Sídney (Australia), 24 feb (EFE).- La justicia australiana reabrió hoy por cuarta vez el caso de la desaparición y muerte del bebé Azaria Chamberlain, en 1980, cuyos padres aseguran que fue robada por un perro salvaje, conocidos como dingo en Australia.

Los padres del bebé, Lindy y su exesposo Michael, quieren cambiar los datos del certificado de defunción de Azaria para incluir que la criatura murió por el ataque de un dingo, y no por causa desconocida, como especifica hasta la fecha.

Sus abogados presentaron un informe donde se certifican otros 14 ataques de dingos en Australia, 12 de ellos ocurridos desde la última investigación, realizada en 1995, sobre la muerte del bebé, indica la emisora local ABC.

La oficial de policía encargada por el juzgado de investigar las muertes causadas por estos cánidos en los últimos años afirmó que al menos hay registrados y probados tres ataques mortales durante la pasada década.

El asistente de la jueza, Rex Wild, indicó durante la vista que "a pesar de Lindy y Michael son inocentes de la muerte de Azaria, las dudas persisten" en el certificado de defunción, y aceptó como válida "la teoría del dingo".

La madre de la criatura, Lindy Chamberlain-Creighton, quien pasó tres años en la cárcel por la muerte de su hija, expresó su satisfacción por la reapertura de esta investigación que durará un día y que excluye la comparecencia de testigos.

"Tengo la esperanza de que esta vez se advierta a los australianos de que los dingos son animales peligrosos", indicó Lincy a la salida del juzgado.

La niña tenía nueve semanas de vida cuando desapareció el 17 de agosto de 1980 de la tienda de campaña donde estaban acampados en el Parque Nacional Uluru, una zona desértica en el centro de Australia, y su cuerpo nunca fue hallado.

Tras el incidente se abrió un proceso judicial en el que Lindy Chamberlain fue acusada de asesinato y sentenciada a cadena perpetua en 1982, mientras que el padre fue condenado a 18 meses de prisión por complicidad tras los hechos, pero después la pena fue suspendida.

En 1987, la pareja fue exonerada de los cargos por una Comisión Real y posteriormente sus sentencias fueron anuladas, mientras la última investigación realizada en 1995 dejó abierto el veredicto.

La madre de la desaparecida siempre ha mantenido la versión de que la noche de autos vio un dingo saliendo de su tienda de campaña.

El caso acaparó la atención de la prensa local e internacional y del público en general que especulaba sobre la muerte de Azaria, que en hebreo significa "Bendita por Dios".

La tragedia inspiró el filme "A cry in the dark" (Un grito en la oscuridad), protagonizada por Meryl Streep y Sam Neill, basada en el libro Evil Angels (Ángeles demoniacos) de John Bryson, así como la miniserie "Through My Eyes" (A través de mis ojos) y la ópera "Lindy", entre otros. EFE

wat/nc/mr

0
comentarios
Ver comentarios