Detienen en Chile a exjuez argentino acusado de complicidad en la dictadura

Santiago de Chile, 24 feb (EFE).- La Policía de Investigaciones chilena confirmó a Efe que hoy fue detenido y puesto a disposición de los tribunales el destituido juez argentino Otilio Romano, que se refugió en Chile tras ser acusado de haber sido cómplice de crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura en su país.

"Lo hemos detenido durante la mañana y a las 12.30 hora local (15.30 GMT) fue entregado a la Corte de Apelaciones, que es ahora la encargada de decidir su destino", precisó una fuente de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) que pidió la reserva de su nombre.

Fuentes judiciales señalaron esta tarde que el ministro de la Corte Suprema (juez especial), Sergio Muñoz ordenó el arresto domiciliario nocturno, hasta que concluya el proceso de extradición a Argentina, donde Romano será procesado como cómplice de secuestros, torturas y desapariciones durante el régimen militar.

Muñoz dictó la resolución al subrogar al juez titular de la causa, Adalís Oyarzún, quien anteriormente había solicitado al Ministerio del Interior un informe sobre la petición de refugiado que hizo a Chile el destituido juez, prófugo de la justicia argentina desde agosto.

Muñoz dispuso el arresto en el domicilio de Romano por las noches debido a su actual estado de salud, con un cuadro de hipertensión arterial.

Romano, de 68 años, que huyó en agosto del año pasado después de ser acusado de complicidad en crímenes de lesa humanidad en la última dictadura argentina (1976-1983), solicitó en Chile la condición de refugiado político, lo que, de acuerdo a Ley de Protección al Refugiado, le permitió recibir una visa temporal de ocho meses.

Sin embargo, este viernes Efe confirmó que la Corte Suprema chilena había ordenado el arresto del destituido juez como paso previo para su extradición a Argentina.

Romano figura también en la lista de presuntos delincuentes más buscados por la Policía Internacional (Interpol).

La posible extradición de Romano a Argentina se relacionó en Chile con las gestiones del Gobierno de este último país para extraditar desde Argentina al exguerrillero Sergio Galvarino Apablaza, acusado de haber participado en el asesinato del senador derechista Jaime Guzmán en 1991.

La Justicia argentina aprobó la extradición de Apablaza, pero en septiembre de 2010 un organismo administrativo le otorgó la condición de refugiado político, lo que paralizó su entrega a la Justicia chilena.

0
comentarios
Ver comentarios